Empresas La buena noticia del día Sectores

El turismo crecerá cinco décimas por encima de la economía española

Exceltur prevé que el año próximo se recuperen los niveles de demanda nacional previos a la crisis

Una vez más el sector turístico vuelve a darnos buenas noticias habiendo registrado el “el mejor verano de la última década, con todos los indicadores en máximos y un incremento de la actividad del 3,7 por ciento”. Así lo anunciaba esta misma mañana José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, Alianza para la Excelencia Turística, durante la presentación del informe Valoración empresarial del verano de 2015 y perspectivas para el cuarto trimestre y el conjunto del año.

Y esto no se quedará aquí, ya que según Exceltur todo apunta a que 2015 cerrará con un crecimiento del 3,6 por ciento del PIB, cinco puntos por encima del crecimiento global de la economía española previsto por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ayer anunciaba que se situaría en el 3,1 por ciento, y tres por encima del las estimaciones del Gobierno (3,3 por ciento).

Serán “la mejora del consumo privado en los principales mercados emisores, el bajo nivel de cambio del euro frente al dólar y la libra, los bajos precios del petróleo” algunos de los factores sobre los que, según los analistas, se sostendrá la buena marcha del sector. A ello se añaden los efectos de la reforma fiscal en los hogares y un calendario laboral que permitirá viajes de mayor duración y, por tanto, gasto asociado.

Durante la temporada de verano las ventas aumentaron en casi el 75 por ciento de las empresas, lo que se tradujo en una mejora de resultados en más del 71 por ciento de ellas. Además el sector ha generado un total de 72.762 nuevos puestos de trabajo, manteniendo así su papel de protagonista en la creación de empleo en España.

Otro de los indicadores importantes que ratifican la buena marcha del sector es la caída de ingresos medios por turista que se ha contenido con respecto al informe anterior lo que, para Exceltur, tiene todo que ver con la mayor capacidad adquisitiva de mercados como el británico y estadounidense que se han visto favorecidos por la depreciación del euro. En este sentido, cabe destacar dos datos: los alojamientos de 4 y 5 estrellas han experimentado un aumento del 9,2 por ciento y los vuelos en compañías en red un 3,2 por ciento, en detrimento de las reservas en líneas aérea de bajo coste (low cost).

Demanda nacional

Con respecto a la demanda española continúan la línea ascendente y se ha registrado un ritmo de crecimiento superior al 5 por ciento, “muy cerca de los niveles previos a la crisis y que “se recuperarán el año próximo” . En este apartado llaman la atención dos datos, el aumento del 17,8 por ciento en el gasto en viajes al exterior de los españoles (datos de Banco de España) y el del 10,5 por ciento en las pernoctaciones de turismo rural.

En líneas generales fueron un total de 50,5 millones las ‘noches de vacaciones’ de los turistas españoles, lo que significa un 6,2 por ciento más que el verano pasado.

Por otro lado cabe destaca el menor impacto de los alojamientos turísticos no reglados, lo que se debe según Zoreda a la “explosión de llegadas” que se han producido en los tres meses de verano. O lo que es lo mismo “ha habido espacio para que haya habido menor incidencia de este tipo de alojamientos. A pesar de las reuniones que se “están empezando a mantener al respecto” con el ministerio de Industria, Energía y Turismo, el vicepresidente de Exceltur ha insistido en que este es uno de los “grandes retos a futuro” tanto para España como para el resto de destinos turísticos del mundo, ya que “es un fenómeno que se ha universalizado”.

No caer en la autocomplacencia

A pesar de los buenos resultados y perspectivas, “no debemos caer ni en la autocomplacencia ni en medidas limitativas” que frenen al sector, explicaba Zoreda. Lo hacía en referencia a las decisiones tomadas “unilateralmente” por parte de algunas Comunidades Autónomas y Ayuntamientos que “pueden ser válidas en parte de sus argumentos pero el modo de llevarlo a cabo se opone frontalmente a la generación de empleo y la competitividad”. Por ello desde el sector se pide tanto a los Gobiernos autonómicos y locales “diálogo”, y al Gobierno central que se considere al turismo como “una política de Estado que se desarrolle en colaboración con las Comunidades Autónomas y Entidades Locales”.

Para Zoreda el turismo ha sido “siempre y para todos los Gobiernos una asignatura María” y no se han tenido en cuenta datos como por ejemplo que sólo en esta legistatura los ingresos del sector se han elevado en 11.000 millones de euros y se han creado 124.000 empleos.