Empresas

Endesa redujo un 31,3% su beneficio hasta junio por el impacto de la regulación en España

Endesa obtuvo un beneficio neto de 765 millones de euros durante el primer semestre del ejercicio, mostrando un descenso del 31,3% con respecto al primer semestre del año anterior. Según informó la compañía eléctrica, el beneficio neto en el negocio de España y Portugal fue de 579 millones de euros, un 19,9% como consecuencia de la regulación sobre los ingresos de las actividades en territorios no peninsulares y a las medidas fiscales y regulatorias.

Por su parte, el resultado neto en Latinoamérica descendió hasta 186 millones de euros, un 52,4% menos que en el primer semestre de 2013. El retroceso se ha debido a la “fuerte” devaluación de las monedas latinoamericanas frente al euro, así como a que, en 2013, las cuentas registraron ingresos extraordinarios en Argentina que no se han repetido en 2014.

La generación de electricidad durante el primer semestre fue de 60.388 GWh, un 0,3% inferior, mientras que las ventas de electricidad se situaron en 78.369 GWh, con un aumento del 1,2%.

La evolución de la producción se debe a la caída en Latinoamérica, donde se ha producido una disminución de la generación eléctrica en Chile y Colombia.

Con todo ello, entre enero y junio se han producido caídas tanto en el negocio de España y Portugal, donde el Ebitda ha alcanzado los 1.694 millones de euros (-6,4%), como en el del negocio de Latinoamérica, donde se ha situado en 1.217 millones de euros, con un descenso del 29,6%.

IMPACTO FISCAL

Endesa declara que la nueva propuesta en materia fiscal en España tiene un impacto negativo de 259 millones de euros para los ejercicios 2012 y 2013. Endesa ya había registrado 97 millones de euros en el ejercicio 2013, siguiendo los criterios del anterior borrador de Real Decreto, por lo que el impacto en el primer semestre de 2014 ha ascendido a 162 millones de euros.

Además, las medidas regulatorias y fiscales aprobadas desde el año 2012 han tenido un impacto negativo de 950 millones de euros en el Ebitda del primer semestre de 2014, de los que 253 millones de euros corresponden a medidas aprobadas en 2013 que no afectaron al primer semestre del año pasado.

Por su parte, las inversiones brutas de Endesa se situaron en 1.049 millones de euros hasta junio, un 15,6% más. De esta cifra, 881 millones de euros corresponden a inversiones materiales e inmateriales y los 168 millones de euros restantes a inversiones financieras.

Por último, la deuda financiera neta de Endesa se situó en 4.550 millones de euros, con un incremento de 213 millones de euros respecto de la existente a 31 de diciembre de 2013, a pesar del pago del dividendo a cuenta por importe de 1.588 millones de euros realizado a principios del ejercicio