Noticias Sectores

España, el segundo país con mejores oportunidades para invertir en el ladrillo

España es el segundo país que ofrece las mejores oportunidades para invertir en el sector inmobiliario, solo por detrás de Alemania, según el estudio KPMG Real Estate Invest Survey – An Outlook for 2014. El informe se ha elaborado a partir de las opiniones de directivos de medio centenar de fondos de distinta tipología que invierten en el mercado europeo, de los que el 71% cita a Alemania como el destino más interesante para invertir, seguido de España (45%), Reino Unido (42%) y Francia (29%).

A juicio de los inversores encuestados, España se une así al grupo de países más importantes a nivel europeo. Javier López Torres, socio responsable de Real Estate de KPMG en España, asegura que “la mayor estabilidad económica, la mejora en el acceso a la financiación y el desarrollo del mercado de capitales han creado las condiciones óptimas para que los inversores recuperen la confianza en el sector inmobiliario y tomen decisiones para asegurar retornos”.

“Es un momento óptimo para que los inversores diversifiquen el portfolio con activos inmobiliarios y reduzcan su exposición a las carteras tradicionales que solo comprenden bonos y acciones”, explica Borja Goday, director de Corporate Finance para Real Estate de KPMG en España.

El mercado inmobiliario global ha mostrado indicios de recuperación durante el periodo 2012-2013, gracias a la mejora lenta, pero continuada, de las condiciones económicas y al aumento de la liquidez. El estudio sobre inversiones inmobiliarias de KPMG de 2014 indica que el sector está en auge. Es posible que este sector vaya camino de convertirse en una clase importante e independiente de activos en carteras diversificadas, en un momento en el que los inversores buscan reducir su exposición a carteras tradicionales.

EL 81% MUESTRA INTERÉS EN AUMENTAR SUS ACTIVOS INMOBILIARIOS

Los inversores son optimistas con respecto a aumentar su exposición a activos inmobiliarios y el 81% muestra su interés en hacerlo. Esta tendencia se verá respaldada por el aumento de la estabilidad económica y el acceso a financiación, impulsadas por la mejora del mercado de capitales. Como prueba de ello, el 90% de los participantes coincide en que los mercados europeos más importantes continuarán siendo focos de inversión en los próximos cinco años.

Los inversores están ahora más dispuestos a aprovechar al máximo los activos infravalorados o distressed, a medida que se restablece la confianza en la economía global. El 42% de participantes se está centrando en estrategias oportunistas como la mejor oportunidad para invertir, en comparación con el 32% que afirmaba lo mismo el año pasado. A la vez, también están ganando fuerza las oportunidades de inversiones conservadoras y el 35% considera que los bienes inmuebles core son la mejor estrategia de inversión. Sobre el tipo de activos en los que están interesados, el espectro ha crecido si bien las oficinas continúan siendo la tipología más demandada. El 81% de los inversores lo considera como la primera opción a la hora de invertir.

(Fuente: KPMG)