Internacional Política

Europa del Este quiere una zona Schengen más fuerte

La zona de Schengen, de libre circulación comunitaria, debe ser reforzada, protegiendo más las fronteras externas de la Unión Europa, exigieron hoy en Budapest ministros y secretarios de Estado de diez países del centro y sureste de Europa.

“Las fronteras externas de la zona de Schengen deben ser defendidas de manera más fuerte”, declaró ante la prensa el ministro de Exteriores húngaro, Péter Szijjártó, tras una reunión con sus homólogos de Eslovaquia, la República Checa, Polonia, Grecia, Bulgaria, Serbia, Eslovenia, Croacia y Rumanía.

Según el ministro magiar, “la descomposición de la zona Schengen sería un grave problema para la economía europea”, al tiempo que destacó que los países de la región han demostrado en los dos últimos años que la inmigración ilegal puede ser detenida.

El ministro esloveno de Exteriores, Karl Erjevac, recordó en este sentido que “es importante defender la seguridad de Europa, que está expuesta a la inmigración y al terrorismo”.

“Por eso hay que ampliar la zona de Schengen”, subrayó el ministro recordando que dos países candidatos, “Rumanía y Bulgaria, ya cumplen con los requisitos” para ser miembros de este acuerdo.

En otros temas los representantes de los diez países de la región subrayaron también la importancia de la ampliación de la UE, y pidieron la apertura de nuevos capítulos con los países candidatos, como por ejemplo Serbia y Montenegro.