Sectores

Falsos mitos sobre la donación de médula ósea

Foto: osakidetza.euskadi.net
Foto: osakidetza.euskadi.net

Donar es ceder de forma voluntaria sangre, algún órgano… a personas que lo necesitan, un gesto solidario que ayuda a salvar vidas. El problema viene cuando llega el momento de la verdad, ya que hay mitos que frenan las ganas de ayudar a los demás.

Cualquier persona interesada en donar médula tiene que saber que no es una operación en la que se elimina la médula ósea, tampoco está relacionada con la zona de la médula espinal. Otros rumores falsos que probablemente hayamos escuchado en más de una ocasión tienen que ver con el número de donaciones, se puede donar varias veces, y tranquilos, no es peligroso para el donante.

Para donar médula tan solo hay que tener entre 18 y 55 años y estar sano, se realiza una extracción de sangre para conocer tu “tipaje” y de ahí se pasa a pertenecer a la Base de datos mundial de donantes (REDMO). Cuando te necesiten te llaman, y después de un reconocimiento médico si todo está bien te realizan una simple inyección subcutánea.

Donando se ayuda de manera anónima a cualquier paciente, es una donación que se regenera constantemente. Además de ser una de las pocas que se puede hacer en vida, es la cura para cientos de personas y en el 80% de los casos para donar médula tan solo es necesario una simple extracción de sangre, eso sí, es algo más larga de lo normal. Tan solo en un 20% de los casos se realiza una extracción de sangre periférica del hueso de la cadera, con anestesia local, que puede ocasionar leves molestias parecidas a las de una gripe.

En España unos 800 casos de leucemia necesitan trasplante. Si no donabas por miedo a estos mitos, no te preocupes y ¡hazte donante!

Mª Asun Ten Olabarria