Empresas Noticias

Ferrovial se adjudica dos nuevos proyectos de carreteras en Texas por 262 millones

Ferrovial, a través de Webber, filial de Ferrovial Agroman, llevará a cabo la ampliación de dos carreteras en Texas, la SH 146 y la IH-10, por un valor conjunto de 309 millones de dólares, equivalentes a 262 millones de euros.

Según informó la constructora, en la SH 146, Webber ampliará a seis carriles, un tramo de 4,36 millas (unos siete kilómetros) entre Red Bluff Road y la SH 96, al sureste de Houston. El contrato, valorado en 201 millones de dólares (170 millones de euros) incluye también la ejecución de un puente de 3,8 kilómetros de longitud sobre la bahía de Galveston.

Este proyecto, que comenzará en enero de 2019 y cuenta con un plazo de ejecución de cinco años, es “de vital importancia” para las autoridades y vecinos de Texas, ya que la SH 146 es uno de los corredores de evacuación ante huracanes.

En la IH-10, la filial de Ferrovial Agroman ampliará y modernizará los carriles principales y construirá otros dos adicionales que se sumarán a los cuatro ya disponibles, entre la IH-410 y el Loop 1604, al sureste de San Antonio. Además, completará cuatro nuevos puentes y ampliará uno ya existente. El proyecto se iniciará en octubre de 2019 y tiene un plazo de ejecución de 26 meses.

Según un comunicado de Ferrovial, estos dos proyectos situarían a Webber como uno de los principales constructores de carreteras en Texas. El año pasado se adjudicó, entre otros contratos, las ampliaciones de la US 281 y la I-45, que suman una inversión de más de 292 millones de euros. Asimismo, Ferrovial Agroman fue seleccionada para construir un tramo de 85 kilómetros de la carretera de circunvalación Grand Parkway en el noreste del área metropolitana del Gran Houston.

Ferrovial Agroman cuenta con varios proyectos de construcción en el mercado norteamericano, entre los que se encuentran, además del anteriormente mencionado en Houston, un tramo del tren de Alta Velocidad en California; la remodelación de la terminal Jeppesen del Aeropuerto de Denver junto a la división de Aeropuertos; y la mejora del enlace I285/SR400 en Atlanta. Además, también aporta el diseño y construcción a varias concesiones de autopistas Managed Lanes, gestinadas por Cintra, como la I-66 en Virginia, el mayor proyecto de estas características en el país; la ampliación de la NTE en Texas, que se sumará a la NTE y LBJ ya operativas con notable aceptación; y la I-77 en Carolina del Norte, que avanza a buen ritmo en su desarrollo.