Economía

Fitch rebaja a bono basura el rating de Cataluña

La última sesión de la semana ha comenzado en Europa con descensos generalizados, aunque transcurridos unos minutos desde la apertura, el Ibex ha cambiado de signo pasando a cotizar en verde. El selectivo avanza un +0,25% hasta los 10.167 puntos.

Las pérdidas registradas ayer en Europa fueron replicadas en Wall Street, que cerró en mínimos intradiarios. Los descensos fueron del -1,44% para el Dow Jones, del -1,40% para el S&P y del -1,22% en el caso del tecnológico Nasdaq. El más castigado fue el sector petrolero, con pérdidas superiores al -2% para Exxon y Chevron.

El precio del barril de petróleo Brent cayó un -3,6% en la sesión de ayer,  acumulando así siete sesiones consecutivas  a la baja en las que ha perdido más de un -11%.

La declaración independentista aprobada el lunes sigue teniendo consecuencias para la región. Esta vez ha sido la agencia de calificación Fitch la que ha rebajado el rating de su deuda desde BBB- a BB- con perspectiva negativa. Le retira por lo tanto una calificación dentro del grado de inversión que compartía con el resto de comunidades autónomas, que gozaban de esta nota al beneficiarse de las medidas de apoyo de liquidez del gobierno central. La noticia está pasando desapercibida para la deuda pública española, que de hecho ve cómo la prima de riesgo cae ligeramente hasta los 121 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,79%.

Entre el cierre de ayer y hoy por la mañana han sido multitud las presentaciones de resultados trimestrales de compañías españolas. Cabe destacar las de ACS, OHL y Sacyr, que en un primer momento no han tenido buena acogida en el mercado. A falta de que hoy se conozcan las de Abengoa Y Técnicas Reunidas, el Ibex dará por finalizada la temporada de presentación de resultados del tercer trimestre, dejando tras de sí más decepciones que alegrías.

ACS, que cae un -3,6%, liderada las pérdidas dentro del selectivo. El beneficio neto de grupo se situó en los nueve primeros meses del año en 574 Mn€, lo que supone un 4,2% más que en el mismo periodo del año anterior.  También crecen un 3,6% los ingresos, que alcanzan los 26.366 Mn€. Destaca la actividad internacional, que ya supone en 82,7% de la cifra de negocio, con un peso del 39% para Norteamérica, donde la compañía está notando el impacto positivo de la revalorización del dólar.

Por su parte, Sacyr sube casi un +2%. La constructora obtuvo entre enero y septiembre un beneficio neto de 532 Mn€, comparado con los 83 Mn€ que ganó durante el mismo periodo del año anterior. Destaca el impacto extraordinario de la venta de sus filial inmobiliaria Testa y ha ajustado el valor de su participación del 8,73% en Repsol con deterioro de 373 Mn€. Sin estas partidas extraordinarias, el beneficio se habría situado en 75 Mn€, es decir, un -9,6% menos que un año antes.

OHL se postula como la más alcista al repuntar un 2,2%. En los nueve primeros meses del año ha visto reducido un -19,9% su beneficio neto, aunque mejora en un 23% las ventas, que alcanzan los 3.130 Mn€.

En el plano macroeconómico será una sesión intensa la de hoy, ya que están previstas publicaciones de datos de PIB e IPC en Europa y cifras relacionadas con el consumo en EE.UU., tales como las ventas minoristas de octubre y la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan.

En España se ha confirmado que los precios cayeron un -0,7% en octubre, por lo que ya son tres meses seguidos con IPC negativo.

Felipe López-Gálvez, Selfbank