Empresas

Francisco González afronta su última reelección como presidente del BBVA

Se someterá a la reelección en la junta de accionistas por tres años más al frente de la entidad

Francisco González, que cumplió en octubre 71 años, se someterá este viernes, 11 de marzo, a su última reelección como presidente del BBVA por la junta general de accionistas que se celebra a las 12:00 de la mañana en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

Los estatutos del banco fijan en 75 años la edad máxima para presidir el grupo, también para los consejeros de este. Razón por la cual, de suceder lo previsible, González renovaría en el cargo hasta marzo de 2019, cuando ya sobrepasaría los 74 años –factor que haría imposible un nuevo mandato-.

Por su parte, el actual presidente ya habría asimilado que con este se terminaría su etapa al frente de la entidad y descarta un cambio en los estatutos que fijan este punto. Cabe recordar, que ya fueron sustituidos en 2011 cuando se amplió en cinco años la edad máxima, llegando a la situación actual.

Carlos Torres también se someterá a votación

Entre otros, el orden del día de la junta someterá también a votación de los accionistas y socios la ratificación del consejero delegado de BBVA, Carlos Torres.

“Desde luego que Carlos Torres tiene una formación, una actitud y una visión muy buena, pero este tipo de decisiones las debe tomar el consejo de administración”, declaraba González en este sentido.

Un ‘número dos’ que llegó al banco en mayo del pasado año, en un periodo marcado por el objetivo de BBVA de lograr la transformación digital. Una estrategia por la que González ha declarado en varias ocasiones que “el interés del grupo en comprar bancos físicos es cada vez menor”.

Otras cuestiones: internacionalización y auditores

Pero estas no son las únicas cuestiones a las que tendrá que hacer frente la junta durante el evento: La internacionalización del consejo o la reelección de los auditores de cuentas son otros de los motivos de votación. Mientras tanto, la prórroga del sistema de retribución mediante la entrega diferida de acciones para los consejeros no ejecutivos.

Diario Financiero