Política Sectores

“Génova” reduce las criticas a Rajoy ya que el 90% del partido apoya su gestión

La dirección nacional del PP no da mayor relevancia a las voces que dentro de la formación critican la actuación de Mariano Rajoy por permitir la consulta en Cataluña el 9 de noviembre y las circunscribe a un porcentaje muy minoritario dentro del partido que ni siquiera llegaría al 10 por ciento.

Así lo han asegurado fuentes de la dirección del PP en respuesta a los cargos de la formación que en privado han pedido más dureza contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas. La diputada ‘popular’ Cayetana Álvarez de Toledo -impulsora de la plataforma ‘Libres de Iguales’– lo ha expresado públicamente al confesar que siente una “profunda sensación de desamparo ante el silencio del Gobierno” de España y criticar la “pasividad” de Rajoy.

En ‘Génova’ rechazan de plano que esas quejas hayan creado una división interna en el partido -como pudo ocurrir por ejemplo hace un par de meses con la reforma del aborto– y subrayan que en el seno del PP no hay sensación de que el Gobierno lo haya hecho mal. “El clima generalizado dentro del PP es que se ha hecho bien”, ha manifestado un miembro de la cúpula del partido, que recuerda que los jueces han impedido que se vaya a votar.

En el cuartel general de los ‘populares’ niegan también que haya malestar en las filas del PP catalán por la actuación de Rajoy y, de hecho, recuerdan que así lo ha puesto de manifiesto la propia presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho. “No hay críticas, hay realidades”, ha dicho la senadora catalana.

En este sentido, Sánchez Camacho ha afirmado que es Mariano Rajoy el que ha garantizado “que no haya referéndums ilegales, que se cumpla la ley y que la Fiscalía actúe”. La Fiscalía del Tribunal Superior de Cataluña tiene previsto querellarse este miércoles contra el presidente de la Generalitat y posiblemente varios consejeros por la organización de la consulta del domingo.

Fuentes del PP destacan que Rajoy ha actuado con “firmeza” y apelan a la necesidad de mantener la “prudencia”. Así lo ha resumido públicamente el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, que ha recalcado que el Ejecutivo de Mariano Rajoy está actuando en este proceso “de una manera prudente y medida, pero firme”.

UNAS ELECCIONES, EL PEOR ESCENARIO PARA MAS

En ‘Génova’ coinciden en que la consulta ha sido un “fracaso” porque si en las elecciones autonómicas de 2012 el bloque soberanista cosechó 2,1 millones de votantes, ese porcentaje se ha visto reducido ahora a poco más de 1,8 millones, a pesar de que ellos mismos controlaban el censo y lo habían ampliado para que pudieran votar extranjeros y jóvenes mayores de 16 años.

“Se ha debilitado la posición de la Cataluña independentista”, resume un miembro del PP, que destaca además el “daño” que han sufrido en el exterior para sus propios intereses. En esta tesitura, fuentes de la dirección nacional del PP consideran además que unas elecciones en este momento serían el peor escenario para Artur Mas.

De hecho, ven difícil que el presidente de la Generalitat opte por esa vía salvo que consiga encabezar una candidatura conjunta con ERC. Lo más factible, aseguran las mismas fuentes, es que aguante como pueda e intente marear la perdiz.

 

EUROPA PRESS