Destacado Nacional Noticias Política

Hacienda afirma que el acuerdo presupuestario supone un aumento de 5.768 millones de ingresos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, indicó este jueves que el conjunto de medidas contempladas en el acuerdo cerrado entre el Gobierno y Podemos de cara a los Presupuestos de 2019 supone un impacto presupuestario de 5.768 millones más de ingresos y 2.082 más de gasto.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra explicó que estas cifras recogen solamente las medidas que deben ser reflejadas en los Presupuestos y no aquellas que, figurando en el documento acordado con Podemos, repercuten en otras administraciones como las comunidades autónomas o la Seguridad Social.

De esta forma, los 5.678 millones de euros que se ingresarían de forma adicional corresponden a las medidas fiscales y de lucha contra el fraude pactadas por ambas partes, mientras que la cifra de gasto no incluye, por ejemplo, la revalorización de las pensiones con el IPC que contempla el acuerdo.

Según indicó la ministra, el próximo lunes 15 de octubre el Consejo de Ministros celebrará una reunión extraordinaria para aprobar el plan presupuestario de 2019 que debe ser remitido a la Comisión Europea con las líneas generales y estimaciones macroeconómicas, y que tras el mismo serán explicadas las cifras globales con mayor detalle.

Así, Montero no especificó si el acuerdo con Podemos se ha elaborado sobre el escenario del objetivo de déficit del 1,8% que dejó fijado el Gobierno de Mariano Rajoy para 2019 o, por el contrario, con la propuesta del 2,3% del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Sin embargo, recordó que para la Administración Central y la elaboración de las cuentas públicas “prácticamente no afecta” el tener un objetivo u otro, ya que, de las 5 décimas adicionales de gasto que propone el Gobierno, sólo una (unos 1.200 millones) son para el Estado, mientras que dos (2.500 millones) serían para las comunidades autónomas y otras dos (otros 2.500 millones) para la Seguridad Social.

Por ello, la titular de Hacienda reivindicó que el acuerdo muestra por un lado, “el compromiso con los ciudadanos”, con el aumento del gasto, pero también “el compromiso inequívoco con los socios europeos y la consolidación fiscal”, con las medidas fiscales con las que se aumentarían los ingresos.

En este sentido, Montero destacó que los presupuestos son “uno de los instrumentos más importantes que tiene el Gobierno para impulsar la agenda del cambio” y que el acuerdo con Podemos “posibilita unas cuentas valientes y sostenibles” y revierten “los recortes que se habían trasladado a los ciudadanos durante la crisis”.

Entre las medidas, la ministra resaltó que se aumentará un 40% la partida de dependencia, llegando a los 515 millones de euros; incrementar en un 38% la dotación para la partida de vivienda, hasta los 630 millones; un aumento del 6,7% en I+D+i; 180 millones para combatir la pobreza infantil; y 536 millones para becas en educación, y 50 millones para material escolar gratuito, entre otras.

IMPACTO SMI

Montero también destacó “la mayor subida de la historia en un periodo interanual” en el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que se subirá hasta los 900 euros en 2019. Sobre este punto la ministra animó a sindicatos y patronal a avanzar en el diálogo social para llegar al objetivo fijado para un SMI de 1.000 euros mensuales en 2020.

Además, explicó que la subida del SMI no tendrá ningún impacto en materia de gasto para las Administraciones Públicas, ya que los salarios son superiores, salvo en aquellos servicios subcontratados a empresas externas. En el mismo sentido, señaló que el aumento salarial aumentará los ingresos de la Seguridad Social a través de las cotizaciones, además de permitir un mayor consumo e incentivar la actividad económica.

Por último, preguntada por si el acuerdo firmado con Podemos es inamovible de cara a las negociaciones con el resto de formaciones políticas, Montero apuntó que el acuerdo aporta “un núcleo muy importante de parlamentarios que pretenden impulsar las cuentas” pero que “esto no es lo que hay”, y que tendrán que hablar con el resto de formaciones y ver “cómo sienten y perciben el acuerdo”.