Política Sectores

Josep Piqué considera que no hay que “romper” con la Constitución sino reformarla de manera “articulada”

El exministro de Asuntos Exteriores y expresidente del PP en Cataluña, Josep Piqué, ha opinado este lunes que debería reformarse la Constitución de manera “articulada”, en vez de “romper con ella” y crear una nueva, como defiende Podemos.

En una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, el exdirigente ‘popular’ cree que hay que evitar continuar con la tradición que hay en España, donde ya ha habido ocho constituciones que jamás se han reformado porque, según ha relatado, cada vez que el Gobierno cambiaba, “se cargaba la Constitución vigente”.

“He visto que Podemos este fin de semana hablaba de romper con la Constitución y lo ha planteado en términos de ‘nos la cargamos y abrimos un proceso constituyente y hacemos un nueva’. Bueno, sería la novena vez que lo hiciéramos en España y las experiencias anteriores nos dicen que ése no ha sido buena camino”, ha zanjado.

Así, a su juicio, “urge renovar el pacto constitucional, entendido como un acuerdo básico de consenso entre las principales fuerzas políticas” y eso “puede incluir una reforma articulada de la Constitución”.

SENSACIÓN DE AGOTAMIENTO DEL CICLO

Según ha explicado, este debate de reforma viene por una sensación de “agotamiento del ciclo” ocasionado en parte por la irrupción de Podemos y la inestabilidad política de Cataluña. Éstos, tal y como ha apuntado Piqué, son “factores de riesgo político” porque “todo lo que supone introducir incertidumbre, por definición genera desconfianza y por tanto, retraimiento de los agentes económicos a la hora de invertir o consumir”.

En esta línea, ha agregado que “también es muy grave” que “algunos partidos llamados nacionalistas moderados” como CiU, “se hayan pasado a la radicalidad” y hayan “salido claramente del consenso”. Además, una “gravedad añadida” que, según ha explicado, no se veía desde octubre de 1934, es que “sean las propias instituciones las que plantean la secesión”.

MOVILIZAR A LOS QUE NO QUIEREN LA SECESIÓN

Así, ha resumido que la situación en Cataluña “es muy seria” en tanto que “los eventuales interlocutores” del Govern no comparten “ningún objetivo” y ha añadido que el hecho de que la Generalitat deje “absolutamente abandonada” a una parte de la población, “obliga a que los mensajes” se dirijan “sobre todo a aquellos que no comparten la idea secesionista, que son muchos”.

“Lo que pasa es que ahora los únicos movilizados son una parte y desde luego con una capacidad de movilización muy notable, y la otra parte está como agazapada ahora, escondida. Eso es lo que hay que cambiar”, ha sentenciado.

 

EUROPA PRESS