Empresas

Juicio oral contra los exdirectivos de NCG acusados de estafa

La Audiencia Nacional va a abrir juicio oral a los cinco exdirectivos de Novacaixagalicia acusados del cobro indebido de prejubilaciones millonarias. Entre los procesados se encuentra el excopresidente Julio Fernández Gayoso; José Luis Pego, ex director general de la entidad; al ex director general adjunto ejecutivo, Javier García de Paredes; el que fuera responsable del Grupo Inmobiliario, Gregorio Gorriarán; uno de los gestores de la oficina de integración, Óscar Rodríguez Estrada y al abogado Ricardo Pradas.

Los cinco están acusados de apropiación indebida o estafa, el magistrado les ha dado un plazo de 20 días para que presenten por escrito su defensa y para que de manera solidaria presenten una fianza de casi 19 millones de euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias.

El juez Ismael Moreno cuenta en el auto, al que ha tenido acceso Efe que, a mediados de 2010, con motivo de la fusión de Caixagalicia y Caixanova, y de la primera petición de ayuda al FROB de 1.162 millones, Pego, Rodríguez Estrada y Gorriarán, que pertenecían a la segunda entidad, acordaron con el máximo representante Fernández Gayoso “mejorar sus contratos de alta dirección” para “preparar su previsible y futura salida de la entidad”.

De esta manera, Pego firmó los nuevos contratos por los que se sustituían los anteriores, “introduciéndose mejoras en las retribuciones a percibir” en caso de “desestimiento unilateral de su relación laboral”, modificaciones que “fueron ocultadas” al Consejo de Administración.

“De esta manera, con abuso de confianza y engañando al consejo (de administración) de Novacaixagalicia, los acusados consiguieron que la nueva caja se subrogara en las obligaciones que, según les informaron, habían sido previamente adquiridas por Caixanova en materia de retribuciones de altos directivos”, por lo que pensaron que databan de los antiguos contratos.

A propuesta de Fernández Gayoso se acordó que Pego también suscribiera un contrato de alta dirección con García de Paredes, antiguo directivo de Caixagalicia “en las mismas condiciones” que los anteriores.