La balanza de pagos terminó el 2015 con un superávit de 16.700 millones de euros

Tanto para el mes de diciembre como para el acumulado del año los resultados son positivos

Las primeras estimaciones preliminares de la balanza de pagos ofrecidas por el Banco de España para el año 2015 ha dado resultados positivos para nuestro país. Tal es así, que se registró un superávit de 16.700 millones de euros, lo que supone también un crecimiento interanual, superando los 10.200 millones del ejercicio anterior.

Por sectores, las operaciones comerciales sobre bienes y servicios coparon los mayores niveles de ingresos, alcanzando los 350.000 millones de euros; mientras que, dentro de estos, el turismo y los viajes supusieron la entrada de casi 60.000 millones.

En el sentido contrario, los pagos realizados en este sentido ascendieron hasta los 330.600 millones de euros en el primer caso y hasta los 15.700 millones en el segundo, por lo que balanza daría resultados positivos también en este sentido. Por su parte, las rentas primarias y secundarias terminaron el año en saldo negativa.

La cuenta de capital registró un superávit de 6.000 millones de euros, superando los resultados del 2014 en 1.600 millones. Por su parte, el saldo agregado de las cuentas corrientes y de capital terminó siendo positivo al finalizar el año 2015, situándose en 22.700 millones de euros.  Esta última cuenta determina la capacidad o necesidad de financiación de una economía.

En lo que a la cuenta financiera se refiere, los inversores retiraron 70.200 millones de euros en España, lo que contrasta con los 5.600 millones que se destinaron durante 2014. De hecho, solo en el mes de diciembre se retiraron 29.700 millones.

Este saldo resulta después de medir la cuantía que los inversores españoles realizan fuera del país y lo que los extranjeros destinan a España para el año.

Superávit para diciembre

Por su parte, el rendimiento mensual también arroja conclusiones positivas, ya que el superávit para el mes de diciembre se sitúo en los 4.500 millones de euros. Esto supone un crecimiento de 300 millones, si se compara con el mismo periodo de 2014.

Sin embargo, los pagos en la balanza de bienes y servicios crecieron por encima de los ingresos, por lo que el superávit se redujo ligeramente. Mientras tanto, las rentas primarias y secundarias presentaron un mayor saldo y el turismo y viajes se amplió hasta los 1.500 millones de euros, un 2,4 por ciento superior a la tasa interanual.

Diario Financiero

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies