Política Sectores

La confianza del consumidor sigue avanzando en agosto

La confianza del consumidor repuntó 0,3 puntos el pasado mes de agosto en relación al mes anterior, hasta situarse en 105,9 puntos, debido, sobre todo, a las mejores evaluaciones de la situación de los hoagres y del empleo.

El resultado de agosto supone un nuevo máximo en la serie del indicador de confianza del consumidor, que por sexta vez consecutiva logra situarse por encima de los 100 puntos, según los datos publicados este jueves por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El aumento de la confianza en julio se debió principalmente a la mejora del índice de la situación actual, con un aumento de 1,8 puntos, hasta 98,2, impulsado por las mayores valoraciones optimistas de los consumidores de la situación de los hogares y del empleo, que se incrementaron en 3,1 y 2 puntos, respectivamente. Por su parte, la valoración de la situación actual de los hogares se mantuvo prácticamente estable con un pequeño avance de 0,3 puntos.

Asimismo, el indicador de expectativas retrocedió un punto en agosto, hasta los 113,7 puntos. Esta evolución no es homogénea en sus tres componentes, ya que las expetactivas sobre la situación económica son las que experimentaron una mayor variación, descendiendo en 2,4 puntos, mientras que las de los hogares y del empleo no mostraron casi variación, con un descenso de 0,3 y 0,4 puntos, respectivamente.

El ICC recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

En comparación con el dato del mismo mes del pasado año, el CIS aprecia un avance “muy significativo”, ya que el alza de la confianza del consumidor alcanza los 18,2 puntos, con ganancias de 21,2 puntos en la valoración de la situación actual y de 15,3 puntos en las expectativas.

En concreto, la valoración actual de la situación económica del país es hoy 23,8 puntos superior a la de agosto de 2014, dado que las opciones que ofrece el mercado de trabajo se valoran 25,8 puntos por encima del valor de hace un año y la situación en los hogares ha mejorado en 14 puntos desde entonces. En porcentaje, la valoración de las posibilidades del mercado laboral aumenta un 34,3%, la de la situación económica general sube un 29,6% y la de los hogares repunta un 18,6%.

En términos interanuales, los datos de expectativas también ofrecen una evolución “muy favorable” desde agosto de 2014, con avances de 18,5 puntos, 9,9 puntos y 17,5 puntos en la situación económica del país, de los hogares y del mercado del trabajo, respectivamente. En porcentaje, las expectativas respecto a la situación económica general han crecido en el último año un 18,6%, al tiempo que las referidas al empleo y a los hogares han repuntado un 17,5% y un 10,2%, respectivamente.

Más de un tercio de los encuestados no aprecia cambios en la economía 

En general, el 28,9% de los encuestados entiende que la situación económica actual es peor que la de hace seis meses, mientras que el 35% no aprecia cambios y el 33% estima que ha mejorado.

De cara a los próximos seis meses, el 40,3% de los entrevistados confía en que el estado de la economía será mejor, frente al 22,6% que auguran un empeoramiento y el 28,9% que no espera cambios.

El ICC de agosto, para el que se han realizado más de 1.500 entrevistas, refleja que el 10,9% de los entrevistados afirma que ahora hay más personas en paro en su entorno que hace seis meses, y el 28,7% piensa que la situación en España para encontrar un empleo es peor que la de hace seis meses, mientras que el 36,5% cree que la situación no ha cambiado y el 29,7% que ha mejorado.

Cuando se les pregunta por la evolución del empleo de cara a los próximos seis meses, un 24,4% de los encuestados piensa que la situación empeorará, frente al 40,9% que cree que mejorará y el 22,3% que considera que permanecerá sin cambios.

Preguntados por si tienen en mente comprar una vivienda el próximo año, el 94,8% de las personas entrevistadas asegura que no y sólo el 4,1% planea adquirir una. El 43,5% de los encuestados opina que el precio de la vivienda se mantendrá el próximo año, mientras que el 11,6% cree que bajará y el 38,6% piensa que subirá.

Europa Press