Política Sectores

La Eurocámara y los Gobiernos logran acuerdo final sobre plan de inversiones de 315.000 millones

Los primeros proyectos podrían empezar a financiarse en septiembre

Los negociadores de la Eurocámara y de los Gobiernos de la UE han alcanzado este jueves un acuerdo final sobre el plan de inversiones lanzado por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que pretende movilizar 315.000 millones de euros entre 2015 y 2017 para relanzar la economía europea.

El compromiso ha sido posible tras ocho rondas negociadoras entre Eurocámara, Gobiernos y Comisión, 57 horas de conversaciones y una maratón final durante la madrugada del miércoles al jueves. El pleno del Parlamento Europeo tiene previsto ratificar el acuerdo el próximo 24 de junio, lo que permitirá que el plan esté operativo en septiembre, según los cálculos de la Comisión.

La vicepresidenta de la Comisión responsable de Presupuestos, Kristalina Georgieva, se ha declarado “feliz” y “satisfecha” por el acuerdo y ha reclamado poner en marcha el plan “lo más rápidamente posible”. “Este es un plan de inversión -sostenido por el presupuesto de la UE- que beneficia a los ciudadanos y a las empresas europeas, respaldando el crecimiento y el empleo”, ha señalado.

“Doy la bienvenida al acuerdo, que contribuirá al crecimiento y creará empleo en toda Europa”, ha dicho uno de los negociadores de la Eurocámara, el conservador portugués José Manuel Fernandes.

La Eurocámara reduce recortes en I+D e infraestructuras

Presentado en noviembre de 2014, el plan Juncker se basa en la creación de un Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas (EFSI, por sus siglas en inglés), que contará con una garantía pública de 21.000 millones de euros, de los cuales 16.000 millones vienen del presupuesto de la UE (aunque sólo se provisionan realmente 8.000 millones) y 5.000 millones del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Con este dinero, la UE quiere movilizar hasta 315.000 millones de euros del sector privado para financiar proyectos en áreas como transporte, energía o banda ancha. Al asumir las primeras pérdidas, el Fondo permitirá a los inversores privados condiciones de financiación más favorables para proyectos con mayor nivel de riesgo.

El principal punto de discrepancia entre los Gobiernos y la Eurocámara era cómo financiar la garantía del EFSI. En particular, el Parlamento denunciaba que la propuesta original de la Comisión (Bruselas quería utilizar 3.300 millones del programa Conectar Europa, 2.700 millones de Horizonte 2020 y 2.000 millones de los márgenes presupuestarios) ponía en riesgo los fondos europeos para infraestructuras de transportes y para I+D.

Durante las negociaciones, la Eurocámara ha logrado reducir en 1.000 millones estos recortes. Así, finalmente el EFSI contará con 2.800 millones de Conectar Europa, 2.200 millones de Horizonte 2020 y el resto de los márgenes presupuestarios.

Europa Press