Empresas

La gran distribución perdió 1.675 millones en 2014 por hurtos, el 1,5 % más que el año anterior

Los productos alcohólicos son los más problemáticos y sobre los que recae el mayor peso de este problema

La gran distribución perdió 1.675 millones en 2014 por hurtos comerciales, cifra que supone el 1,5 por ciento más que en 2013 y representa casi un punto de las ventas totales del sector, según el informe sobre pérdida desconocida elaborado por EY y la asociación de fabricantes y comerciantes (AECOC).

La pérdida desconocida abarca toda pérdida de producto cuyo origen no se puede conocer e incluye, por tanto, hurtos de clientes o empleados, fraude de proveedores o errores internos.

Según el estudio, el 15 por ciento de la pérdida desconocida correspondería a errores administrativos; un punto menos que en 2013; el 21 a hurtos internos -1 punto menos- y el 64 restante a hurtos externos, dos porcentuales más.

Durante la presentación del informe, el presidente de AECOC, Javier Campo, ha destacado que el incremento de la pérdida desconocida en 2014 se debió a un mayor nivel de ventas del sector, ya que el porcentaje sobre la facturación se mantuvo prácticamente estable en el entorno del 0,8 por ciento.

El informe revela que los artículos con los mayores índices de sustracción son las bebidas alcohólicas, con un 79 por ciento; los productos cárnicos e ibéricos, con un 71; la ropa, el 70 por ciento; las  maquinillas de afeitar; las conservas; las cremas y el maquillaje.

Entre los que presentan los menores índices de hurto destacan los productos de piel , la pintura, los pegamentos y esmaltes, los complementos y accesorios, las tabletas y accesorios informáticos, el calzado y los accesorios de telefonía.
¿Qué opinan las empresas?

Según el informe, las empresas consideran que el 81 por ciento de los robos son realizados por “hurtadores profesionales”, ya sean bandas o ladrones que delinquen en solitario.

Además, el 88 por ciento de los encuestados opina que el principal motivo por el que se hurta es la reventa en los mercados ilícitos, porque la mayoría de los productos no son de primera necesidad.

Las empresas de los sectores textiles y ferretería/bazar son las que tiene mayores índices de pérdida desconocida, con el 1,22 y el 1,1 por ciento, respectivamente. Por detrás se sitúan gran consumo y grandes almacenes, con el 0,76 por ciento; perfumería, con el 0,77 y electrónico, con menos de medio punto.

La nueva reforma del Código Penal

El presidente de AECOC ha avanzado que en el informe de 2015 se analizará la incidencia en el hurto externo que ha tenido la reforma del Código Penal, que entró en vigor el 1 de julio y que, entre otros aspectos, endurece las penas para reincidentes. Aunque es pronto para sacar conclusiones, se percibe una “tímida disminución” de la pérdida desconocida en España, ha apuntado.

Por otra parte, Campos ha lamentado que los empresarios sólo denuncian el 15 por ciento de los hurtos porque en la mayoría de los casos los trámites son “muy complejos” y las penas “tan laxas” que no merece la pena “el esfuerzo”.

En la inauguración del congreso de AECOC sobre la prevención de la pérdida desconocida también ha intervenido el ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien ha expresado su convencimiento en que el Código Penal es un elemento “fundamental” en la prevención del hurto.

No obstante, ha abogado por ir “más abajo” para buscar el origen de un problema que, en su opinión, tiene mucho que ver con la situación económica, pues cuando la economía crece la delincuencia “se reduce notablemente”.

EFECOM.