Noticias

La importancia de usar recursos de marketing digital en una pyme

La pyme es la forma más frecuente de compañía que se encuentra en España. Las pequeñas y medianas empresas intentan comercializar nuevas ideas de negocio o aprovechar tendencias comerciales, en una época de crecimiento económico que motiva a la inversión.

Sin embargo, la actualidad requiere a las pymes estar presentes en Internet de forma ineludible y esto motiva a su vez la necesidad de aplicar estrategias de marketing digital, para obtener una mayor visibilidad respecto a la competencia.

La necesidad de Internet para una pyme

Estar en Internet no es una opción para una pyme, es un paso obligatorio si se desea obtener la máxima rentabilidad comercial, llegar a todos los clientes potenciales e intentar quitar cuota de mercado a la competencia.

Sin embargo, Internet ha evolucionado mucho desde su nacimiento y con él las estrategias de marketing online. No es suficiente con tener una página web en la que presentar los servicios y productos de la pyme y esperar a que lleguen los clientes.

Ahora es necesario actualizar ese website, hacerlo visualmente atractivo, promocionarlo en redes sociales, atender desde WhatsApp (que ya está publicando su entorno Business) a nuestros clientes y monitorizar cualquier mención sobre nuestra marca o empresa.

El marketing digital y la reputación online

Contratar los servicios de marketing digital está ligado directamente a la reputación online que tiene la empresa. Esto se debe principalmente a dos razones.

En primer lugar, las nuevas generaciones de usuarios y, por tanto, de clientes potenciales, identifican la presencia de una pyme en Internet con su reputación.

Es decir, que está mejor vista una compañía que dispone de Facebook o Instagram, actualiza constantemente e interactúa con sus usuarios, que aquella que deja de lado las redes sociales. No genera una vinculación adecuada con el usuario y, por tanto, su reputación online no es la adecuada, independientemente de su profesionalidad en el sector.

Por otro lado, el marketing digital se preocupa de cuidar la reputación online desde un punto de vista positivo. Para ello se aplican estrategias con las que ofrecer la mejor imagen de la empresa, crear una comunidad digital y prevenir o reaccionar a tiempo ante crisis de reputación.

Cómo aplicar una estrategia de marketing digital adecuada

El marketing digital no es un producto que se adquiere y se aprovecha, sino un servicio basado en un conjunto de estrategias que están estructuradas en base al presupuesto de la empresa, los objetivos que quiere alcanzar en Internet, así como los recursos disponibles a nivel promocional.

Como sucede con cualquier adquisición de servicios, el marketing digital debe contratarse a compañías con experiencia, que cuenten con profesionales que puedan perseguir con posibilidades de éxito los objetivos planteados.

La mejor solución es optar por agencias digitales que ofrezcan servicios globales en marketing online como esta empresa. Esto se debe a que las posibilidades de publicitarse en Internet son múltiples, por lo que es mejor contar con profesionales en todos los ámbitos de este marketing digital, que puedan ofrecer soluciones complementarias.

En base a las posibilidades de cada pyme, los recursos de marketing digital que podemos aplicar son los siguientes:

Publicidad con resultados inmediatos

La publicidad patrocinada es uno de los mejores recursos de marketing digital, dado que ofrece resultados inmediatos, algo que es muy beneficioso sobre todo para pymes que acaban de constituirse.

Este recurso requiere de una alta inversión, pero dirigida por profesionales del marketing digital, el retorno (ROI) es muy efectivo para generar ingresos de forma rápida.

Posicionamiento SEO a largo plazo

El posicionamiento SEO es imprescindible en el marketing online. Cuando se alcanzan los objetivos, la empresa puede disfrutar de un flujo constante de visitas y obtener un crecimiento constante de sus ingresos.

No obstante, el posicionamiento SEO es el recurso de marketing digital más a largo plazo que existe, por lo que la importancia de una agencia que dirija correctamente la estrategia es crucial.

La construcción de una reputación online

Las redes sociales, la imagen de la compañía desde su website, sus apariciones en prensa… Cada vez hay más elementos que condicionan la reputación de una pyme en Internet, por lo que la gestión de esta parte del marketing digital es especialmente recomendable.

Un servicio de reputación online tiene muchas facetas. La más obvia es presentar una imagen positiva y comercialmente atractiva de la pyme. Pero también sirve para construir una comunidad digital de usuarios que apoye los productos y servicios de la empresa, previniendo con ello algunas críticas o polémicas que, sin ella, pueden derivar en crisis de reputación online que dañan considerablemente su imagen.

Por descontado, todos estos recursos de marketing digital son perfectamente complementarios y, de hecho, es mejor aplicarlos de forma conjunta, para que la pyme disfrute de todos sus beneficios.