Empresas Sectores

La Línea Blanca del mercado de bienes tecnológicos vuelve a impulsar las ventas en el sector

La facturación de los electrodomésticos vinculados a la cocina y a la limpieza del hogar creció un 9,2 por ciento entre junio y agosto

El mercado de bienes tecnológicos alcanzó entre junio y agosto una facturación de 3.155 millones de euros, con un crecimiento del 3,6 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado. Así lo ha dado a conocer durante esta semana GfK a través del índice Temax, encargado de medir las ventas del sector de equipamiento tecnológico.

En el estudio, presentando por Thomson en el Friendly Technology Day, la empresa revela que el sector de Línea Blanca, que alberga a los electrodomésticos vinculados a la cocina y a la limpieza del hogar, creció entre junio y agosto un 9,2 por ciento respecto al mismo periodo de 2014 y alcanzó una facturación de 524 millones de euros. A ello ha contribuido la venta de modelos con mayores prestaciones, que hace que el precio medio muestre una tendencia más estable, y las altas temperaturas registradas desde el mes de mayo, que han impulsado la campaña de productos de frío (frigoríficos y congeladores).

Con tendencias similares a la gama blanca también aparece el pequeño electrodoméstico, que crece un 8,7 por ciento y logra facturar 181 millones impulsado por la categoría de aspiradores y otras dentro de la familia de cuidado personal, como la depilación o el cuidado dental.

No obstante, los smartphones siguen siendo el producto estrella en valor, con 899 millones de euros y un crecimiento del 7,2 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado. Y es que pese a la competitividad en precio, las mejores prestaciones tecnológicas de los móviles inteligentes hacen que la rotación de unidades vendidas sea muy alta, tanto como en las tecnologías de la información que alcanzan los 792 millones de euros con un incremento del 5,8 por ciento, especialmente por la venta de ordenadores personales.

Cambios de tendencia

Durante el último trimestre analizado también hay bienes que han experimentado crecimientos muy bajos o resultados, incluso, negativos por algunos cambios en los hábitos de consumo.

Este es el caso de la fotografía, cuya facturación decreció un 4,8 por ciento hasta los 88 millones por la menor demanda de cámaras. Sin embargo, los accesorios complementarios como las lentes son los que evitan los números rojos.

Asimismo, los bienes de consumo también experimentan una caída del 12,7 por ciento con una facturación de 404 millones de euros por las tendencias negativas que vienen desde los meses de mayo y junio, frente a los fuertes crecimientos del año pasado debido a la campaña del mundial de fútbol.

Por su parte, el sector de equipamiento de oficina sigue siendo uno de los más pequeños en facturación, con 267 millones. No obstante, las tendencias positivas en equipos multifunción, así como los cartuchos han permitido que el trimestre previo a la “vuelta al cole” revele un suave crecimiento del 4,1 por ciento.

Asun Infante