Empresas

Las constructoras españolas elevan un 53% su beneficio con ganancias de 354 millones

Ayer presentaba resultados Sacyr y no han sido demasiado buenos, a pesar de haber dejado atrás los números rojos y ubicarse en menores pérdidas. La constructora ganaba en el primer trimestre un 17.6% menos debido a la crisis del sector en España, a la venta de activos inmobiliarios y a la regulación de la energía eólica.

También, en estos tres meses del año 2014 FCC ha tenido pérdidas, aunque al igual que Sacyr, más atenuadas que las registradas un año antes. Esta conyuntura y estos números han contribuido a elevar las ganancias agrupadas de las constructoras del país con 354 millones de euros.

La facturación llegó a los casi 15.000 millones gracias a las ganancias procedentes del mercado internacional que han sido capaces de paliar las pérdidas del mercado nacional. Como es el caso de Ferrovial y OHL que ganó 60,4 millones de euros, el 11,2 % menos que un año antes.

Aun con todo, las peores cifras han sido las registradas por la constructora FCC anotándose 2.534 millones de pérdidas en dos años, a pesar de que vio reducidos sus números rojos casi un 80%, lo que supone un gran avance y saneamiento de las cuentas, con una refinanciación de 4.500 millones de euros que quieren pagar y compensar con las próximas ganancias de este 2014; a lo que tenemos que sumar una estrategia de desinversión en este año.

La ganadora fue ACS, la compañía que preside Florentino Pérez ganó 202 millones, el 20,6 % más. Se conocen algunas ventas que hará el holding en los próximos meses, como es el caso de los activos inmobiliarios de Hochtief y se sabe un poco menos de la venta de activos renovables a la espera de Industria. Y es que el ministerio de Soria tiene mucho que decir y que le pueda afectar a ACS, por ejemplo es el caso de Proyecto Castor que podría ser cerrado definitivamente próximamente ya que los informes han determinado que los temblores están relacionados con el almacenamiento de gas.