Empresas

Las empresas no financieras elevan su beneficio un 132% entre enero y marzo

El Banco de España atribuye la mejora los buenos resultados de la demanda interna y de las ventas al exterior

Las empresas no financieras elevaron su beneficio un 132 por ciento en el primer trimestre de 2015 respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos recopilados por la Central de Balances Trimestral (CBT) que ha hecho públicos este jueves el Banco de España.

La institución considera que este repunte se produce gracias al mayor dinamismo de la demanda interna y al efecto positivo de las ventas al exterior, que avanzaron a un ritmo del 9,8 por ciento, aunque las ventas al interior también mostraron un crecimiento destacado del 8,4 por ciento, frente al descenso del 2,3 por ciento experimentado un año antes.

Por ramas de actividad, el sector industrial fue el que aumentó con más intensidad (un 25,1 por ciento) condicionado por la elevada expansión en las empresas de refino de petróleo. No obstante, la evolución positiva también se observó en casi todos los sectores industriales y, en mayor medida, en los de fabricación de productos minerales y metálicos, y fabricación de material de transporte, con ascensos del 12,8 por ciento y del 13,5 por ciento, respectivamente. Comercio y hostelería, favorecido por el dinamismo del consumo privado, también experimentó un crecimiento notable del 4,8 por ciento. En el lado opuesto, destacan el sector de la energía,  con una caída del 9,2 por ciento, y la rama de información y comunicaciones, con un descenso del 5,5 por ciento.

En relación al Resultado Ordinario Neto (RON), este creció un 23,6 por ciento, frente a la variación prácticamente nula de un año antes (0,4 por ciento). A estas cifras contribuyeron las amortizaciones y las provisiones de explotación, que se redujeron un cuatro por ciento. Como consecuencia, los ratios de rentabilidad también se elevaron, situándose los que se calculan respecto al activo neto en el 3,5 por ciento (dos décimas más que en el primer trimestre), y los que se miden en relación con los recursos propios, en el 3,8 por ciento. Además, el coste medio de financiación ajena se redujo cuatro décimas, hasta el tres por ciento, con lo que el diferencial de rentabilidad del activo y ese indicador fue del 0,4 por ciento.

Respecto al volumen de ingresos, estos aumentaron un 10,8 por ciento, impulsados por los mayores dividendos recibidos, que crecieron un 26,1 por ciento, en tanto que los ingresos por intereses se redujeron un ocho por ciento.

Asimismo, los gastos de personal crecieron un 1,3 por ciento en el primer trimestre, frente al descenso del 0,8 por ciento en el mismo periodo del ejercicio anterior, y las remuneraciones medias aumentaron un 0,4 por ciento, en la misma tendencia de los últimos años. El Banco de España asegura que este cambio se explica por la evolución favorable del empleo, que ascendió un uno por ciento, “continuando la puta positiva que ya se empezó a observar en la muestra de la CBT durante la segunda mitad del año pasado”.

Asun Infante