Empresas Sectores

Las grandes eléctricas piden quitar los gravámenes de la factura que nada tienen que ver con la energía

Las diez mayores compañías energéticas de Europa integradas en el grupo Magritte han reclamado a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) que adopten medidas “inmediatas” y “drásticas” para garantizar el futuro energético del continente.

Las grandes eléctricas (Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Enel, Cez Group, ENI, E.ON, GasTerra, GDF Suez, OMV y RWE) señalaron en una nota de prensa que reiterarán, a través de nueve recomendaciones, la necesidad de adoptar decisiones “ambiciosas pero realistas y oportunas”, en la cumbre europea de este jueves y viernes.

En mayo del año pasado, los responsables de estas compañías alertaron sobre el estado “crítico” del sector energético europeo al manifestar que las políticas europeas y nacionales actuales estaban “amenazando” la seguridad del suministro, aumentando las emisiones de CO2 y desincentivando las inversiones.

Además, contribuían a “elevar el coste de las facturas para los ciudadanos y la industria”, por lo que consideran que la solución debe venir a través de una política energética europea “más armonizada, más interconexiones, mayor competitividad, y claridad y estabilidad regulatorias”.

Recomendaciones

Con el objetivo de facilitar la adopción de medidas para facilitar que los ciudadanos cuenten con un acceso a “energía limpia y segura a un precio competitivo”, los consejeros delegados de las eléctricas han presentado a la cumbre europea nueve recomendaciones.

Entre ellas se incluyen medidas para conseguir precios más competitivos y plantean la necesidad de fijar un solo objetivo de reducción de CO2, recuperar el mercado europeo de emisiones y establecer mecanismos de pagos por capacidad para asegurar el suministro.

Además, proponen incorporar las tecnologías renovables más maduras al mercado con una reducción paulatina de las subvenciones y estimular la producción nacional de gas.

Las eléctricas instan a los Estados miembros a eliminar de las facturas de gas y electricidad “todas las cargas que no reflejen los costes de producción, transmisión y distribución”, y a que reconozcan que los altos precios de comercialización “son resultado de tasas y gravámenes adicionales de carácter nacional”, y de otros costes de política social y medioambiental.

Servimedia