Nacional

Los PGE están hechos para "afianzar la recuperación y mantener el Bienestar"

El Consejo de Ministros ha dado luz verde al Presupuesto de 2015, cuyo objetivo principal es afianzar la recuperación económica y consolidar la creación de empleo, tal y como ha destacado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior a la reunión.

Según Montoro, las cuentas de 2014 fueron las de la recuperación y las de 2015 serán las que consolidarán esa recuperación y atenderán a la cohesión social, un objetivo fundamental para mantener las bases del Estado de bienestar en España. Pese a la mejora de la situación económica, otro de los objetivos sigue siendo garantizar la consolidación fiscal, ya que el Gobierno tiene que reducir ahora el saldo negativo de las cuentas públicas desde el 5,5% que espera registrar al cierre de 2014 al 4,2%.

En este escenario, las cuentas del año que viene contemplan unos ingresos no financieros totales de 133.712 millones de euros, un 4,3% de lo presupuestado en 2014 y un 3% más que la previsión de los ingresos finales obtenidos en 2014 (129.803 millones).

En concreto, los ingresos procedentes de los impuestos crecerán un 3,5% respecto a lo presupuestado en 2014, hasta los 186.111 millones de euros. La recaudación por IRPF caerá un 0,3%, hasta los 72.957 millones de euros, como consecuencia de la rebaja fiscal que entrará en vigor el próximo año.

En cambio, la recaudación por el Impuesto de Sociedades repuntará un 5,6%, hasta los 23.577 millones de euros, a pesar de que también está previsto un descenso de los tipos del tributo. IVA, se esperan unos ingresos de 60.260 millones de euros, un 9,9% más, mientras que los ingresos por Impuestos Especiales se situarán en 19.894 millones, un 2,7% menos. De su lado, los ingresos no tributarios se situarán en 19.876 millones de euros, un 4,2% menos.

Por el lado de los gastos, las cuentas del año que parten de un límite de gasto de 129.060 millones (-3,2%). Esta cifra incluye un gasto no financiero de los ministerios de 62.946 millones (-5,1%) y una partida para financiar los intereses de 35.490 millones (-3%). Por el contrario, otros gastos no ministeriales (órganos constitucionales, clases pasivas o relaciones financieras con la UE, entre otras cosas) subirán un 1%, hasta 30.623 millones.

Las aportaciones a la Seguridad Social, Servicios Públicos de Empleo y otros bajarán un 14,8%, mientras que el gasto disponible subirá un 0,1% y sumará 34.976 millones, aunque el gasto disponible para los ministerios descenderá un 0,2%, hasta 34.526 millones.

POLÍTICAS PRIORITARIAS

Con este escenario de ingresos y gastos, el Gobierno ha establecido una serie de políticas de gasto prioritarias, entre las que se encuentran el fomento del empleo, cuyo presupuesto crecerá un 16,5%, la I+D+i (+4,8%), la educación (+4,5%) y la cultura (+4,4).

Montoro no ha querido avanzar las cifras concretas de las partidas y ha recordado que se conocerán el martes cuando se presenten las cuentas en el Congreso, pero sí ha dicho que la inversión pública crecerá más de un 6%.

Igualmente, ha avanzado que el gasto en prestaciones bajará en 4.100 millones por la mejora del empleo y la menor cantidad de personas en el paro. De hecho, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha aclarado que en 2015 habrá 350.000 personas menos cobrando el seguro de desempleo.

LAS PENSIONES SUBIRÁN AL MENOS UN 0,25%.

Preguntado por la subida de las pensiones y del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), Montoro se ha limitado a recordar que la inflación se va a tener muy baja en el futuro, aunque ha recordado que las pensiones no se congelarán gracias al factor de sostenibilidad, que garantiza que subirán al menos un 0,25%.