Política Sectores

Los precios industriales caen otro 1,3%, en línea con el mes de junio

Sin embargo, crecen en 10 de las Comunidades Autónomas

Los precios industriales del mes de julio volvieron a experimentar una caída del 1,3 por ciento, la misma cantidad registrada en la tasa interanual del mes de junio, según los datos provisionales del Índice de Precios Industriales (IPRI) elaborados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por destino económico, la energía constituye la influencia más positiva en el mantenimiento de la tasa anual ya que alcanza el 0,7 por ciento después de subir cuatro décimas. Este dato se debió al aumento de los precios de Producción, transporte y distribución de energía eléctrica frente a la estabilidad de junio. Sin embargo, cabe destacar el descenso en las tasas de Refino de petróleo y Producción de gas; distribución por tubería de combustibles gaseosos, que registró su tasa más  baja desde marzo de 2010.

En el caso opuesto se encuentran los bienes intermedios y los bienes de equipos, que tuvieron repercusiones negativas de -0,036 y -0,018. El primero de ellos registró una tasa interanual del cero por ciento tras caer una décima, acto promovido por el descenso de los precios de la Producción de metales preciosos y otros metales no férreos frente a la subida registrada en 2014. Los bienes de equipo alcanzaron una tasa interanual del 0,9 por ciento pese al descenso de los precios de Reparación de productos metálicos, maquinaria y equipo y por el de la Fabricación de elementos metálicos para la construcción.

La evolución mensual muestra resultados más alentadores al alcanzar una tasa del 0,1 por ciento. Aquí, la energía vuelve a representar los mejores datos con una tasa del 0,3 por ciento, promovida por el aumento de los precios de Producción, transporte y distribución de energía eléctrica, los cuales se volvieron a compensar con la reducción de los precios de Refino de petróleo. A esta le siguen los bienes de consumo no duraderos, que alcanzaron una tasa del 0,2 por ciento con una repercusión de 0,053 ocasionada por el aumento de los precios de Fabricación de aceites y grasas vegetales y animales y por el del Procesado y conservación de carne y elaboración de productos cárnicos. En el caso opuesto se encuentra los bienes intermedios, con una tasa repercusión negativa de -0,039 y la correspondiente tasa de -0,1 por ciento.

En cuanto a las Comunidades Autónomas, la tasa anual de los precios industriales creció en 10 de ellas, siendo Baleares con un 4,2 por ciento, Canarias con un 1,8 y Asturias con un 1,3 los mayores incrementos. Las Islas Baleares también lidera el ranking de las tasas más positivas con un 7,5 por ciento, seguido de Extremadura y Asturias con un 1,6 y un 0,7 por ciento respectivamente.

Yasmina Pena