Economía

Nerviosismo previo a la reunión del BCE

Las bolsas europeas se han teñido de rojo en la primera sesión del mes diciembre.

La gran expectación que se ha creado desde hace semanas en torno a la reunión del BCE del jueves ha ido acompañada de fuertes subidas en bolsa y de una importante devaluación del euro, por lo que las caídas de hoy podrían deberse a las dudas de los inversores, que se estarían preguntando si la reacción del mercado no ha sido un tanto exagerada.

Ni siquiera los buenos datos macroeconómicos han evitado los números rojos, que en el caso del Ibex se han limitado al -0,07%. Tras haber estado buena parte de la sesión cotizando alza, en la recta final de la jornada ha visto frustrado su asalto a los 10.400 puntos.

Destaca el buen comportamiento de la banca mediana, que es la que ha tirado del carro: Popular +3,12%, Bankinter +2,12%, Sabadell +1,89% y Bankia  +1,77%. Sin embargo, han podido más las bajadas de compañías como Abertis -2,18% o Indra -2,06%, y la de pesos pesados del selectivo como Telefónica (-0,77%) y Repsol (-0,57%).

Las acciones de Abengoa B vuelven a subir hoy (+22%)  y acumulan un rebote de casi el 70% en tres jornadas.

Los descensos han sido muy superiores en las bolsas de Francia y Alemania, con retrocesos del -0,87% y del -1,07% respectivamente. Solo ha cerrado en verde el FTSE británico (+0,62%), celebrando el aprobado de sus bancos en los test de stress del Banco de Inglaterra y los rebotes en algunos valores ligados a las materias primas. El precio del barril de petróleo Brent recupera hoy cerca del 2%.

En el apartado macro hemos visto noticias positivas en los datos de empleo de la eurozona, donde la tasa de paro cae hasta el 10,7%, una décima mejor de lo previsto. Por regiones, también han sorprendido gratamente las tasas de paro tanto de Italia (10,5%) como de Alemania (6,3%).

Hoy el PMI manufacturero de la eurozona de noviembre ha marcado una lectura de 52,8, en línea con sus estimaciones y dato anterior. A excepción de Grecia, todos los países de la zona euro pueden presumir de lecturas por encima de los 50 puntos.

En EE.U., el PMI manufacturero noviembre ha arrojado una lectura de 52,8 (vs 52,6 estimado), de 48,6 el ISM manufacturero (vs 50,5 estimado y 50,1 anterior) y de 35,5 el ISM precios pagados (40,0 estimado y 39,0 anterior). En el caso del ISM manufacturero, se trata de su nivel más bajo desde junio de 2009, aunque necesitaría ser de 45 o inferior para poder hablar de contracción económica. Un alto nivel de inventarios parece haber frenado los pedidos y la producción. Mientras que el buen ritmo del sector servicios se muestra inmune a la coyuntura económica global, el sector industrial se resiente de una débil demanda externa, un dólar fortalecido y una menor inversión en capital desde el sector energético.

Felipe López-Gálvez, Selfbank