Noticias

El BCE sacia la sed de liquidez de la banca

Mario Draghi se ha convertido hoy en el anfitrión perfecto. La barra libre que ha dispuesto el italiano ha conseguido saciar con creces a una banca europea con mucha sed de liquidez. El músculo financiero del Viejo Continente se ha adjudicado 489.191 millones de euros en la primera subasta a tres años del BCE, una cifra muy superior a los 310.000 millones que esperaba el consenso de analistas.

Este 'préstamo ilimitado' tiene un único objetivo, que el crédito vuelva a fluir, y reactivas así – de una vez por todas – la economía europea.

Las condiciones del préstamo ilimitado

Los tipos se mantienen en línea con el de referencia oficial, tal y como se anunció cuando se convocó la subasta el pasado 8 de diciembre, la misma fecha que el BCE redujo los tipos de interés en un cuartillo de punto hasta el 1%.

A pesar de la voracidad con la que la banca ha acudido al BCE, los resultados se comprobarán más a medio y largo plazo, y dependerá de en qué manera las entidades utilicen el préstamo. La trampa de esta gran subasta podría esta en el posible efecto rebote que pueda producir en la banca, es decir, las entidades podrían incrementar su adición a la barra libre del BCE. La siguiente subasta a tres años tendrá lugar el próximo 29 de febrero.

Lo cierto es que antes de conocerse el resultado de la 'fiesta de fin de año de Draghi', se conoció que el BCE prestó 33.000 millones de dólares en menos de dos semana, lo hizo a un interés de 0,57%