Noticias

Cediendo soberanía

 

Según el acuerdo alcanzado este martes por los 27, el Ejecutivo comunitario tendrá a partir de ahora un margen de maniobra total para decidir en qué momento un Estado miembro está experimentado dificultades graves en materia de estabilidad financiera.

Bruselas realizará un seguimiento trimestral de los países sometidos a este tipo de vigilancia reforzada, en particular de los desequilibrios macroeconómicos y la evolución del sector financiero, y podrá obligar a la realización de test de estrés.

También podrá enviar misiones sobre el terreno cuando lo considere oportuno.

Medidas que según el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordoñez, van en la buena dirección.

Con ello quieren evitarse situaciones como la de Grecia, donde por cierto, sindicatos e indignados se manifiestan una vez más contra los recortes, mientras el Parlamento inicia los trámites de las leyes necesarias para desarrollar el acuerdo con la UE.