Noticias

“La compra de bonos del BCE será especialmente positiva para las bolsas española e italiana”

Ante la nueva escalada de la tasa de inflación en el mes de agosto, lejos aún de los objetivos fijados, el Banco Central Europeo ha decidido mantener sin cambios los tipos de interés del euro en el mínimo histórico del 0,75%. Donde sí ha cedido el Consejo de Gobierno de la institución en su postura ha sido en lo que respecta a la compra de bonos soberanos de la periferia europea. En su comparecencia en Frankfurt este mediodía, tal y como ya descontaban los mercados, Mario Draghi ha anunciado la puesta en marcha de las llamadas “OMT” (Outright Monetary Transactions), un programa de compra de bonos de países con serios problemas de financiación con carácter ilimitado, aunque sujeto a unas estrictas condiciones. Una de ellas marca que el país beneficiario deberá solicitar en primer lugar la activación del fondo de rescate de la Unión Europea y firmar un memorándum de entendimiento, cuyo cumplimiento deberá ser supervisado por el FMI.

Fernando Luque declara sentirse “sorprendido” porque finalmente el BCE haya dado ese paso adelante que tanto y desde hace tanto se le ha pedido, a pesar de que la medida parecía descontada en las últimas fechas. “La reacción positiva de los mercados tras la noticia hace ver que tampoco ellos se creían las informaciones que se han venido filtrando”, explica. El experto destaca el alivio que esta decisión debe suponer a los mercados, especialmente a los índices español e italiano. “Habrá que ver los detalles de esas condiciones, pero la compra de bonos aliviará mucho la presión sobre el sector financiero”, añade.

El anuncio de Draghi, “una jugada maestra”

En su rueda de prensa en Frankfurt, el presidente del Banco Central Europeo ha introducido la primera de las condiciones que deberán asumir los países interesados en este programa: solicitar la activación del fondo de rescate y firmar el memorándum de entendimiento. Fernando Luque califica esa decisión como una “jugada maestra”, y es que, según sus palabras, “Draghi ha conseguido generar un efecto positivo en los mercados solo con palabras y antes de que se produzcan los hechos”. No obstante, el editor en España de Morningstar aclara que aún quedan muchas tareas sobre la mesa. En los primeros lugares de esa lista de cosas por hacer, en el caso español, quedarían aspectos como la reestructuración del sector bancario, la creación del banco malo o definir quién va a comprar los activos tóxicos y a qué precio. Por otro lado, nuestro país tendría que abordar decididamente la cuestión de cómo volver a generar crecimiento “Si hay un préstamo, hay que devolverlo. Si no se crece no habrá dinero para devolver ese préstamo”, resume Luque.