Noticias

Continúa la batalla entre Gobierno y CCAA por el déficit

La calma que según Mariano Rajoy imperó en la V Conferencia de Presidentes que tuvo lugar ayer, comienza hoy a mostrar una cara menos amable. El pasado mes de julio, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro protagonizó un acalorado debate sobre el reparto del déficit, un objetivo que deja como límite a las autonomía el 1,5%.

Tras el pasado Consejo de Política Fiscal, la consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, Carmen Martínez Aguayo, aseguró a Diario Financiero que había sido una reunión incomprensible y que "lo único que quiere el Gobierno" con la regla que les transmitió a las CCA, era "acabar con las competencias de las CC.AA y poner en cuestión los servicios que ofrecen, como la educación y la sanidad".

Es más, Martínez Aguayo hacía diana en julio con la administración central al asegurar que es “ésta la que más se desvía del objetivo del déficit y la que peor hace sus deberes”.

Tres meses después, la fecha cambia, pero las diferencia, quejas y demandas continúan.  Es el caso de Cataluña, o Andalucía, dos de las autonomías rescatadas. Hoy el presidente de la Generalitat ha afirmado que “el reparto que se está realizando del déficit, y de los sacrificos y las cargas es injusto y es desleal porque la Administración Central se queda con una parte muy importante para ir relajando el déficit y obliga a las CCAA a ir muy deprisa y eso no es justo ni es leal". Unas declaraciones que tumban el “buen ambiente” al que ayer hacía referencia el jefe del Ejecutivo.

Lo cierto, es que el objetivo ayer era el de buscar la instantánea de una unidad, que no es del todo real, según Mas, ayer hubo un debate muy intenso sobre el reparto del déficit y que prefirió no decir nada ayer porque había que mandar una imagen de "responsabilidad" de España.