Noticias

Donges: “Aunque hubiese ganado el SPD las cosas en Europa tampoco habrían cambiado”

Tras una victoria aplastante, y a un paso de la mayoría absoluta, la reelegida Angela Merkel debe ponerse manos a la obra. Y parece que lo va a hacer de una manera muy parecida a como lo venía haciendo. “No va a cambiar gran cosa. Seguirá intentando convencer a los países que necesitan ayudas de que las reciban a cambio de reformas”, explica Jurgen Donges, catedrático de Economía y Director del Instituto de Política Económica de la Universidad de Colonica, para quien España es un buen ejemplo a seguir. “España cumple con lo que hay que cumplir, como la reforma financiera. Con Grecia es más complicado, porque promete mucho y hace poco”, ha criticado.

Sin embargo, este catedrático también se muestra convencido de que esta estrategia con respecto a Europa hubiera sido la misma de haber ganado el Partido Social Demócrata: “aunque hubiese ganado el SPD, las cosas tampoco habrían cambiado”, asegura,  Precisamente con respecto al partido de Peer Steinbrück, explica que se ha equivocado en su campaña al intentar mostrar una imagen de Alemania como un país maltrecho. “Aquí no lo percibimos así sino como un país en crecimiento con bajo paro”, explica Donges antes de reconocer que “en Alemania también hay problemas, pero se arreglan con políticas sociales a través de un Estado de Bienestar. Aquí no se muere nadie en la calle”, ha defendido.  Así, como tareas pendientes a hacer en casa, desde Colonia reconocen que a Alemania todavía le queda profundizar en diferentes reformas en el sistema de seguridad social, como pensiones y sanidad, así como estudiar más a fondo las energías renovables.

Problemas de deuda

El profesor de economía de la Universidad Rey Juan Carlos también se ha referido a los problemas a los que se enfrenta ahora Alemania, entre los que ha destacado la deuda: “más allá de la parte estética, al país germano no le interesa un sistema común como los Eurobonos, en el que no se vean claramente diferenciados”, defiende.

Además, sobre la austeridad defendida por Angela Merkel, este profesor ha explicado que “es como si estuvieras muy gordo. Hay que quitarse grasa, pero de manera razonable y comiendo cosas saludables”. Con esta metáfora, Guillermo de Haro quería explicar como a parte de eliminar hay que invertir y planificar una estrategia a medio y plazo. Pero, ¿en qué campos? “Innovación, educación y sectores que puedan establecer sinergias con los recursos que tenemos”, añade.

Elecciones históricas

Dejando de lado las tareas sobre la mesa, Donges se ha referido también a las críticas de que los alemanas han votado a Angela Merkel por miedo a la incertidumbre o al cambio: “han votado así porque confían en la política que hacer Merkel”. De hecho, ha explicado que cuando la reelegida canciller fue investida en 2009 dijo que su objetivo era que Alemania estuviera mejor en cuatro años, algo que parece haber conseguido.

Donges también se ha definido estos comicios como históricos por varios aspectos: por un lado  porque es la primera vez desde 1957 que un canciller consigue volver a ser elegido mejorando los resultados: “normalmente el desgaste político provoca también el desgaste de los votos”. Pero no es lo único: este experto también considera extraordinario que haya desaparecido el Partido Liberal, que desde el inicio de la república siempre ha formado parte del sistema parlamentario; y el aumento del partido euroescéptico Alternativa para Alemania. “Aunque no hayan entrado en el Bundestag, es peligroso porque en las elecciones al Parlamento Europeo de primavera sí que van a conseguir una silla, y entonces tendremos un debate serio sobre nuestra permanencia en la Unión Europea”, ha explicado.