Noticias

Finlandia también quiere una Europa a dos velocidades

El núcleo duro estaría formado por Alemania, Francia, Países Bajos, Finlandia, Austria y también Luxemburgo. En el otro lado, los países que irremediablemente perderían peso en la toma de decisiones, es decir, la segunda división europea donde irremediablemente jugaría España. El ministro finlandés de Asuntos Europeos, Alex Stubb, ha vuelto a rechazar la puesta en marcha de los eurobonos como remedio a la crisis de deuda pero defiende sanciones más duras a los estados con déficit excesivo e incluso va más allá y sugiere que estos cedan el control sobre sus presupuestos. Algunas de estas medidas, como la suspensión de los derechos de voto de los incumplidores, reconoce Stubb, exigiría una reforma del Tratado.