Noticias

Francia e Italia se unen en la búsqueda de estímulos a la economía europea

Los máximos dirigentes galo e italiano han estrechado sus manos en la capital parisina, donde Enricco Letta y François Hollande se han reunido con Alemania como techo vigilante de sus pasos. Un encuentro en el que ambos han defendido que es necesario tener una unión bancaria definitiva en junio, algo que Berlín no acepta. Además, Enrico Letta ha insistido en que Europa no puede significar solo rigor. "Debe representar una esperanza”, ha dicho. Por ello, propone flexibilizar los objetivos de déficit. "Volver a debatir con la mayoría y con los organismos técnicos la flexibilización de este índice, tal y como dije en el discurso con el que me gané la confianza de la cámara", ha remarcado.

Además, el primer ministro italiano dice que la primera condición para recuperar el empleo, el cual califica de “pesadilla”, pasa por la revisión de los tipos de interés para las empresas. Hollande, por su parte, ha llamado a compartir esfuerzos para recuperar el crecimiento, la actividad económica y el empleo.

Aunque ambos han afirmado tener una buena relación con Angela merkel, Holllande ha sido muy crítico con la posibilidad de una Europa a distintas velocidades. Ha afirmado que "no se trata sólo de saber si Italia y Francia van a salir de la crisis si no de saber si Europa va a tener un mañana o si los egoísmos nacionales se van a imponer. Debemos encontrar un compromiso con toda Europa y con Alemania para poder avanzar juntos".