Noticias

El gigante se desinfla

El Producto Interior Bruto de China, la segunda economía mundial, aumentó un 9,1 por ciento en el tercer trimestre de 2011 con respecto al mismo periodo de 2010, pero con una ralentización de cuatro décimas respecto al segundo trimestre del año, según informó hoy el Buró Nacional de Estadísticas.

En el acumulado de enero a septiembre, el PIB chino ascendió a 32,06 billones de yuanes (5,02 billones de dólares, 3,65 billones de euros), un ascenso del 9,4 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.

La economía china prosigue así su tendencia descendente, ya prevista por el Gobierno comunista, después de dos años de políticas de estímulo para hacer frente a la crisis financiera global, y habiéndose fijado para finales de este año un crecimiento en torno al 8 por ciento.