Noticias

La ‘hucha’ de las pensiones cerró marzo en 63.469 millones

Así lo indicó este jueves la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en el Pleno del Congreso de los Diputados durante el debate del real decreto de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo. 

La norma establece que se retrasa de forma gradual la edad de acceso a la jubilación anticipada, de forma que en 2027 se situará en los 65 años en los casos de retiro voluntario y en los 63 años en los forzosos. La responsable de Empleo indicó que el Sistema "goza de buena salud", aunque es necesario tomar medidas para garantizar su sostenibilidad a la largo plazo.

Báñez recordó que el Gobierno tuvo que echar mano del Fondo de Reserva en 2012 para poder hacer frente a "necesidades puntuales de liquidez", algo "normal" en la actual coyuntura en la que se ha producido una reducción de las cotizaciones sociales y un aumento de las prestaciones.

En este sentido, explicó que tras cinco años de crisis sólo se ha accedido al 5% del Fondo de Reserva, y agregó que se ha recuperado ya casi la mitad de los recursos dispuestos para el pago de las pensiones en 2012.

SENTENCIA CONSTITUCIONAL

Por otra parte, la ministra se refirió a la sentencia del Tribunal Constitucional que declara nulo el sistema de cálculo del periodo de cotización para los trabajadores a tiempo parcial, con el que se calcula la pensión de jubilación.

La responsable de Empleo señaló que la semana que viene convocará a los interlocutores sociales y los grupos parlamentarios para estudiar "alternativas" tras la sentencia.

El Gobierno quiere llevar "adelante, sin dilación, esos trabajos", para lo que buscará consenso con patronal, sindicatos y grupos parlamentarios, ya que es "nuestra responsabilidad".

CONTENIDO DECRETO

Con esta norma, se eleva de 30 a 33 años el periodo mínimo de cotización exigido al trabajador que se quiere jubilar parcialmente. En este caso se sitúa en 25 años en los casos de personas con discapacidad.

Además, se abre la posibilidad de que todos los trabajadores puedan acceder a la mitad de su pensión mientras mantienen una actividad, tanto por cuenta propia como ajena.

El real decreto modifica la normativa que obliga a las empresas en beneficios y con más de 100 empleados a compensar al Tesoro si incluyen en despidos colectivos a trabajadores mayores de 50 años.

A partir de esta norma, sólo deberán compensar al Tesoro aquellos casos en los que se considere que hay una "discriminación por edad".

En la norma se recogen también cambios de las condiciones de acceso al subsidio por desempleo para mayores de 55 años, de manera que a partir de ahora se tendrán en cuenta las rentas de toda la unidad familiar y no sólo las del beneficiario.