Noticias

“Invertir a largo plazo ocurra lo que ocurra no es una buena estrategia”

Aunque reconoce que lo normal es que con el tiempo una inversión vaya dando un rendimiento, el experto de Kessler & Casadevall EAFI matiza una serie de puntos a este respecto. “Si tomamos los datos del mercado americano, la rentabilidad histórica del mismo sería de un 12% anualizado”, comenta. Ahora bien, todo inversor tiene un período de vida limitado y unas circunstancias que pueden hacer que, aún con voluntad de mantener la inversión a largo plazo, le resulte conveniente alcanzar la rentabilidad en un momento determinado. “Es fácil decir que si mantenemos una cartera durante 150 años nos reportará dinero, pero no vivimos 150 años”, sentencia Kessler. Por ello, el experto recomienda adoptar una estrategia más activa con respecto a las inversiones. “Es más importante diversificar una cartera de inversión, considerar muchos estilos, filosofías y mecanismos que nos permita ir obteniendo un rendimiento”. 

No es la actual la única gran crisis que han vivido los mercados de renta variable en la última década. El cambio de siglo y milenio trajo consigo la llamada “Crisis de las puntocom”. Desde 2008, la crisis financiera desatada, entre otras cosas, por las hipotecas subprime, mantiene en jaque a los inversores de todo el mundo. Frente a estas dificultades, Javier Kessler recomienda no centrarse únicamente en la renta variable, sino en una adecuada selección de instrumentos de inversión. El experto destaca que, en el escenario actual, la gestión de carteras se está profesionalizando cada vez más. “Para gestionar los excedentes de patrimonio adecuadamente es importante contratar un servicio de asesoramiento. Los conceptos económicos son cada vez más complicados”, subraya.