Noticias

Nordkapp: "La solución en Europa es monetizar la crisis"

A pesar de los cambios políticos en los países periféricos, el mercado no se muestra muy convencido. José Lizán, analista de Nordkapp, considera que la gran duda es cómo se va a financiar ese billón de euros que anunciaban Merkel y Sarkozy hace unas semanas a la banca y a los bonos periféricos. Además esas ayudas que se han anunciado por parte de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), de que podría haber un aval a las entidades bancarias a la hora de emitir bonos, es clave para despejar dudas y que los mercados confíen en las medidas adoptadas por Europa.

Otro punto importante en la sesión de hoy lo ha puesto el Banco Central Aleman, que considera que la política monetaria del Banco Central Europeo no debe ser utilizada para resolver cuestiones de índole fiscal y de solvencia de los estados miembros, ya que esto corresponde a los Parlamentos de los países de la eurozona. Alemania se posiciona claramente en contra de usar el BCE como han hecho Estados Unidos o Reino Unido para monetizar la crisis. Desde Nordkapp defienden sin embargo que esa sería la única solución: “ya hemos visto que el argumento de la inflación, que en países como en Estados Unidos, con tipos al cero y emisiones monetarias masivas o en Reino Unido, con una emisión monetaria del 20% del PIB, la inflación ha sido nula”. José Lizán considera que esto sucede porque la realidad es que hay una deflación de activos a nivel mundial fuerte. Por tanto la solución en Europa sería monetizar la crisis, indican desde Nordkapp.

Nos fijamos también en OHL, uno de los valores dentro del IBEX porque ha presentado resultados. Su beneficio ha crecido un 15% hasta algo más de 138 millones, gracias a la actividad internacional y al negocio de concesiones. José Lizán considera que es una de las empresas ganadoras dentro de la crisis del sector de la construcción, principalmente por su presencia en mercados emergentes. “Se ha anticipado a la caída de la construcción en España y se ha ido fuera, haciendo girar la compañía a estos mercados”. El apalancamiento que sufre la compañía sería el único factor negativo para el analista, aunque indica que el grupo ya ha anunciado una reestructuración de la deuda en los próximos trimestres, para reducirla a niveles más sostenibles. No obstante desde Nordkapp opinan que “dentro de las constructoras españolas es un valor a sobreponderar”.