Noticias

Pemex decide este jueves si eleva o reduce su participación en Repsol

La situación en Repsol dio un giro el pasado 20 de diciembre, cuando la propia petrolera anunció la compra de un 10% de su capital, hasta entonces en poder de Sacyr, para facilitar un solución a las negociaciones entre la constructora y sus bancos acreedores. Con la operación, Sacyr refinancia la deuda contraída en 2006 para comprar un 20% de Repsol, pero también rompía su acuerdo de sindicación accionarial con Pemex.

Esto obliga ahora al grupo mexicano a replantearse su posición apenas unos meses después de elevar al 9,5% su participación en la petrolera española, precisamente para cumplir lo pactado con la constructora. Desde la mexicana se han limitado a anunciar que Repsol le ha ofrecido la firma de un convenio industrial y que las partes negocian la posibilidad de que el grupo mexicano disponga de mayor participación en la petrolera española.

Posición de Pemex en el Consejo de Repsol

Pemex tiene en la actualidad un asiento en el consejo de administración de Repsol y, para lograr uno más, debería elevar al 12,5% su participación, ya que cada porción del 6,25% del capital da derecho a un vocal. También se ha especulado con la posibilidad de que el grupo asuma una vicepresidencia en Repsol o con que, al contrario, venda acciones y se quede con el 6,25% necesario para mantener un representante en el consejo.

Mientras define su nueva estrategia, Pemex ha dedicado también los últimos días a analizar las implicaciones legales del nuevo escenario en Repsol y a continuar con las conversaciones con los directivos y accionistas de la petrolera para buscar nuevas fórmulas de participación.