Noticias

Pimentel: “Empiezo a ver síntomas de desmoronamiento de nuestro sistema muy importantes”

Manuel Pimentel, presidente ejecutivo de la Asociación Española de Consultoría y exministro de Trabajo, cree que aunque todos estamos deseando salir de la crisis, es bueno pensarlo con los datos que tenemos sobre la mesa: “las cifras no nos permiten vislumbrar una recuperación a corto plazo”. Además, apunta que mientras otros países se van adaptando a la situación, nuestro sistema es rígido y está condenado al colapso: “empiezo a ver síntomas de desmoronamiento muy importantes, y corre un riesgo muy severo de colapso”. Además, dice no ver voluntad de rectificación.

“En España vivimos un estado de excepción económica”, ha señalado Pimentel. “Estamos en una especie de agujero negro con varios países del que nos cuesta salir. Pero ante el mundo global, si el resto del mundo tiene un crecimiento estable hacia arriba, es imposible que nosotros sigamos yendo hacia abajo”, ha animado. Además, y aunque reconoce que a España le interesaría un euro más barato, el que fuera ministro de Trabajo reconoce que el hecho de estar en Europa obliga a decidir entre todos. “Es cierto que es Alemania el que manda, pero no encabezaré la manifestación sobre que Merkel tiene la culpa de todo”, ha añadido al respecto.

Manuel Pimentel también ha hecho referencia al debate entre crecimiento y austeridad. “Por una parte es verdad que recortando recortando terminaremos muertos. Pero tener la pelota de deuda creciente, tipo Japón o Estados Unidos no es sostenible a largo plazo”, ha apuntado. En este sentido, aunque señala que la austeridad para España no es buena a corto plazo, también recuerda la necesidad de hacer ajustes. Así, propone incorporar valores nórdicos como el hecho de que en el ámbito público y privado, las empresas gasten lo mismo que ingresan.

Bondades de la reforma laboral
Ante esta situación, Pimentel le da un “aprobado raspado” al gobierno de Mariano Rajoy. No obstante, reconoce que su valoración “va por barrios” y que algunos ministerios le gustan más que otros. Entre los grandes avances, se ha referido a la reforma laboral. A su juicio, ha sido tremendamente positiva al salvar empleos y ha recibido culpas que no tiene. “Si se hubiera hecho hace unos años, se habrían evitado muchas pérdidas de trabajo”, ha defendido. Y es que, explica, nos aleja del modelo griego corporativo griego y español con una gran rigidez extrema y nos acerca al modelo alemán o sueco: “sin vulnerar derechos, nos muestra que las cosas hay que dialogarlas y que es necesario una flexibilidad negociada”.

No obstante, reconoce que hay que permitir que siga trabajando, porque todavía hace falta un cambio cultural. Así, ha puesto como ejemplo a los jueves que inicialmente fueron muy reacios a esta normativa y ahora están empezando a generar jurisprudencia. Pimentel también ha incluido en este cambio ala patronal y sindicatos de los que ha dicho que, pese a “tener un papel muy importante, tienen que evolucionar”. Pese a todo, advierte que si la actividad económica sigue cayendo, el empleo va a seguir destruyéndose.

Mantenimiento del sistema de pensiones
Sobre las pensiones, Pimentel se ha mostrado convencido de que “el sistema público de pensiones va a perdurar”. Eso sí, lo hará con cambios y modificaciones. Por ejemplo, ha señalado que “las pensiones más altas van a ir perdiendo peso y sufriendondo una merma importante”. Una situación compleja ante la que recomienda que el Gobierno debe tener prudencia y planificar las pensiones a medio y largo plazo.  Lo que dice no gustarle al presidente ejecutivo de la patronal de consultoras es las medidas de cara a las prejubilaciones: “si una empresa quiere despedir a una persona de más de 50 años tiene que hacer una gran aportación al Estado. Es verdad que no se van a despedir a tanta gente de esa edad, pero tampoco se contratarán”.

El que fuera ministro de Empleo se ha referido también a la reforma de la administración pública que está en marcha. Ha explicado que tiene una componente de ingeniería tecnológica y una política.  “En el mundo tecnológico nos podemos poner de acuerdo, pero no en el concepto político como los solapes, la competencia”, ha defendido antes de asegurar que no cree que pueda llevar a buen puerto.

Pese a todo ello, el exministro de Empleo se muestra convencido del futuro de nuestro país. “invertiría sin duda en España. Creo que somos muy buenos trabajando individualmente”. Pero  apunta también nuestro punto más débil: “nos cuesta mucho crear proyectos colectivos, sobre todo en el ámbito de la política”.

Papel de la sociedad
Finalmente, y sobre el papel de la sociedad, Manuel Pimentel cree que se debe trabajar más y algo mejor. “No sabemos cómo va a ser el año que viene. Pero sí que podemos controlar la actitud con la que vamos a trabajar todos los días”. Así, apuesta por mejorar en algo a a nivel individual y, en relación con los demás, desarrollar la inteligencia emocional y adoptar el rol de colaboración y apoyo. “También es importante ser coherentes con la sociedad y no tener vicios en lo privado y exigir la virtud en lo público”, ha defendido.