Noticias

Rajoy seguro de que las previsiones irán "a mejor"

Rajoy lanzó este mensaje durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Senado, donde respondió a una pregunta del parlamentario del Partido Nacionalista Vasco Jokin Bildarratz, al que agradeció su "seriedad" a la hora de plantear el dilema del déficit público.

A su juicio, la flexibilización del objetivo de déficit para el año 2013, con dos años extra de margen para alcanzar la meta del 3%, supone un plazo "más razonable" sin que por ello pueda descuidarse el "gran objetivo" de eliminar el desequilibrio entre ingresos y gastos.

El senador del PNV pidió expresamente a Rajoy que aclarase si piensa conceder un objetivo de déficit diferente para comunidad autónoma, en función de cuáles cumplieron con lo marcado durante el pasado año 2012.

Rajoy admitió que es "bueno" que las comunidades autónomas que cumplan se vean beneficiadas ahora pero alejó esa posibilidad con el argumento de que "quien ha cumplido ya se ha ganado la credibilidad y su esfuerzo no ha sido en balde".

El jefe del Ejecutivo adujo que "con mano izquierda, generosidad y habilidad por parte de todo este tema quedará resuelto" y confió en que el diálogo entre las distintas administraciones permita alcanzar un acuerdo.

Rajoy explicó que el objetivo inicial para las comunidades autónomas era del 0,7% al empezar el año pero ahora se ha suavizado al 1,2%. Subrayó que las comunidades "no son un problema para el déficit público, sino parte de la solución" y alabó el "gran esfuerzo" que han tenido que hacer en el último año.

Por su parte, el senador Bildarratz celebró que el Gobierno relaje el objetivo de déficit a las comunidades porque eso permite destinar más dinero a políticas de "estímulo para la economía y generar empleo".

Bildarratz pidió que "no se aplique la misma medida de relajación a todas las comunidades", dado que unas cumplieron sus objetivos en 2012 y otras no. "No es justo", remachó.

El representante del PNV defendió que las comunidades cumplidoras deben tener "ventaja" sobre las incumplidoras porque, de lo contrario, se está "disuadiendo en el rigor" presupuestario.

"Si aplica la tabla rasa e indica que todas las comunidades son iguales, traslada la idea de que es lo mismo cumplir que no cumplir", añadió.