Noticias

“La reforma financiera no hará fluir el crédito”

El catedrático emérito de la UCM, Juan Velarde, y el profesor del IESE, José Ramón Pin, han sido los protagonistas del Consejo de Sabios de Gestiona Radio. Ambos economistas han coincidido en señalar que la reforma financiera era “necesaria” pero creen que no servirá para que fluya el crédito. Para Velarde “es una “bobada pensar que eso va a ser así” y ha señalado que era necesario reformar el sistema financiero como una de las partes que hay que reformar “para que los activos indiquen de verdad lo que cada banco tiene”.

 

Pin ha defendido que esta reforma era necesaria porque “nadie se fiaba hoy en día de los balances de los bancos”. “Hay que sanearlos para que confiemos en ellos y ellos puedan obetener dinero a través de emisiones de deuda o de los depositos de los ciudadanos para poder dar creditos que es su función en la economía”, asegura. Para el profesor del IESE este saneamiento de los bancos va a afectar al beneficio de los bancos y lo van a notar los inversores porque “entre otras cosas a lo mejor se encuentran sin dividendo”, pero no espera que el ciudadano se lance a comprar pisos. “Sí va a servir para que veamos que los balances son mejores y que las cosas del mundo financiero se van arreglando. Pero no hay que olvidarse de solucionar otros problemas como el laboral, el serctor público o el energético”, ha recordado.

 

Sobre el dato de paro que conocimos ayer, Velarde asegura que no tiene una solución “inmediata” porque la economía española seguirá recesión durante el algún tiempo. La solución según el experto dependerá que se tomen “buenas medidas” que frenen la destrucción de empleo. “Es la herencia de un aluid que comenzó en 2007 y que se lleva por delante al que se ponga por delante”, ha dicho.

 

Para José ramón Pin “el paro aumentará hasta marzo cuando podremos ver en la EPA 5,5 millones de desempleados. Bajará hasta después del verano por la contratación temporal en el turismo y en las labores agrícolas y volverá a subir en octubre”. Por eso ha pedido una reforma laboral “radical” porque a final de año podemos tener 6 millones de parados y “eso sería terrible”.