Noticias

Renfe suprimirá unas 500 frecuencias de Media Distancia

Estos servicios regionales, que son utilizados por unos 30 millones de personas al año, suponen para Renfe un déficit anual de unos 238 millones.  Con este plan, ahorrará unos 15 millones anuales a corto plazo y aspira a llegar a los 50 millones a largo plazo.

Sobre las personas afectadas, Gómez-Pomar ha defendido que debe tenerse en cuenta que en algunos casos el efecto es limitado, ya que, por ejemplo, en lugar de viajar a las 7 de la mañana deberán hacerlo una hora más tarde. 

También ha asegurado que sólo 3 servicios se van a ver suprimidos (Córdoba-Bobadilla, Ourense-Puebla de Sanabria y una línea con origen en Linares) ya que en el resto de casos dichas conexiones serán prestadas por trenes de largo recorrido, se reducirán frecuencias o se utilizarán trenes más pequeños.

Sobre la reducción de frecuencias, ha explicado que oscila entre el 10 y el 20% en función de las CCAA, por lo que es de una media entorno al 15%. Así, pasarán de unas 3.500 a unas 3.200.

El criterio seguido por Renfe para llevar a cabo esta revisión de los servicios es eliminar los trayectos con una ocupación inferior al 15%, analizar los casos en que se sitúa entre el 15 y el 20% y mantener los que superan este porcentaje. La media de utilización de estos servicios es del 30%.

"En usos tan extremadamente bajos no tiene demasiado sentido que se mantenga el tren", ha afirmado el presidente de Renfe, quien asegura que "siempre va a haber un transporte adecuado por autobús de forma sustitutiva".