Noticias

El riesgo país explota: España prohíbe los cortos a la banca durante tres meses

Con el riesgo país disparado en los 634 puntos básicos, y la rentabilidad del bono a 10 años en el 7,5%, la tensión ha rebasado la zona de lo “realmente” sostenible. Si a finales de la pasada semana, el Gobierno reconocía que el nivel de la prima de riesgo (el pasado viernes cerró algo por encima de los 600) era “inabordable”; hoy el Ejecutivo se encuentra con un riesgo país 35 puntos superior, de lo que se ha bautizado como uno de los viernes más negros de la economía española.

La última hora la firma la CNMV que ha suspendido las posiciones a corto en los valores de la banca, hasta el próximo 23 de octubre. Ante lo ha hecho Italia, que ha reconocido que prohíbe también sus posiciones cortas en la banca hasta finales de semana, comienza a confirmar que el rescate total a España será una petición oficial antes de que concluya el mes. Sin embargo, con el nivel que está tocando el riesgo país, ha despertado con más furia que nunca el fantasma del rescate total a la economía española, después de que el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, reconociera que “las arcas públicas estás vacías”.

La opción más realista, es que el rescate total a España se lleve a cabo mediante la petición al Fondo de Rescate de compra deuda soberana, tal y como ha recordado a España el vicepresidente de la CE, Joaquín Almunia. Sin embargo, la tensión sigue una tendencia tan disparada, que podría no ser suficiente, tal y como coinciden la mayoría de analistas consultados por este diario.

Otro problema añadido, es la insubordinación a la que están llamando ya cada vez más Comunidades Autónomas, que se niegan a cumplir con el objetivo de déficit que el Estado les ha marcado en el 0,7% en 2013 y 0,1% en 2014. De momento, tan sólo Valencia se ha rendido a las cifras, y ha solicitado el ‘rescate’ al Gobierno central, que ha comenzado a hacerle llegar sus condiciones. Tan sólo Murcia y Cataluña se han comenzado a plantear seguir los pasos de Valencia, aunque la autonomía que preside Artur Mas es la Comunidad que abandera la rebelión interna en España.

En busca de soluciones, y con el fin de llevar a cabo un intento desesperado para calmar la tensión en España, el ministro de Economía, Luis de Guindos ha desmentido que España vaya a pedir un rescate total a nuestra economía, y ha insistido en que es vital que el BCE lleve a cabo medidas que acaben con la “irracionalidad de los mercados”.