Noticias

Rodríguez Braun: “Subir impuestos es lo peor que se puede hacer”

Carlos Rodríguez Braun, autor de Panfletos Liberales III, lo tiene claro: “subir impuestos es lo peor que se puede hacer siempre, y sobre todo cuando la economía está empezando una recesión”. De hecho, ha asegurado que entre las subida de impuestos de José Luis Rodríguez Zapatero y de Mariano de Rajoy se cargaron la recuperación entre 2009 y 2011 y nos precipitaron a la segunda recesión en la que nos encontramos actualmente. En este sentido, ha reconocido que “los ricos son un gran señuelo de la sociedad intervenida en la actualidad”. Y es que a su juicio, “los impuestos no los pagan ni los ricos ni los pobres ni los de clase media, sino los que no tenemos otro remedio y no podemos evitarlo”.

Rodríguez Braun también ha tenido palabras para criticar a los gobernantes, a los que ha calificado de pastores: “la política es un lastre para la sociedad civil en todos los sentidos, no sólo en el económico sino también en el de la convivencia, ya que están siempre dividiendo a la gente. Por el contrario, el mercado lo que hace es unir”. Por ello, este economista ha apuntado que lo primero que debemos hacer es desconfiar de los políticos y no brindarles apoyo cuando ataquen nuestras libertades. “Votar es de las pocas cosas que todavía podemos decidir no hacer”, daba algunas pistas sobre como actuar antes de reconocer que estamos llegando a un sistema en donde lo único que hacemos es elegir a los gobernantes cada mucho tiempo para que luego sean ellos los que deciden por nosotros. “Se dice que esto refleja la voluntad popular, y creo que es mentira”, sentenciaba.

Peligros del estado

En la misma línea, ha señalado que el Estado te protege, pero no de él: “este es el peligro de la sociedad intervenida moderna, que te cuidan pero que no puedes preferir otra cosa. No funciona el 'No estoy satisfecho, devolverme el dinero'”. Además, cree que el estado es una obligación, que te puede quitar el dinero sin pedir permiso.

Críticas también ha tenido Carlos Rodríguez Braun para aquellos que defienden que estamos en crisis porque hemos sido demasiado libres: “otra trampa es culpar a la gente de la crisis y asegurar que los gobernantes no hicieron nada. La realidad es que la gente se endeudó porque el dinero era gratis y los bancos centrales de todo el mundo orquestaron una barra de liquidez con bajísimos tipos de interés”.

Finalmente, y preguntado por el futuro, Braun ha recordado que las recesiones no duran toda la vida y que todas tienen un lapso de tiempo. Eso sí, reconoce que “se sale a pesar del Gobierno, por la energía y el sacrificio de los trabajadores y empresarios. Son ellos los que han sufrido el ajuste a un precio doloroso en una recesión que no era necesaria”.