Noticias

El fin de la tragedia griega: Bruselas desbloquea los 8.000 millones de euros

 

El último paso se ha dado, Bruselas desbloquea el sexto tramo del rescate a Grecia, que recibirá de manera inmediata 8.000 millones de euros para evitar que se quede sin recursos antes de que termine el presente mes, según afirma Francia.

De esta manera termina el drama heleno, que comenzó cuando el ex primer ministro, Yorgos Papandreu, anunciaba que sometería a referéndum la ayuda de la Unión Europea, y que por el camino ha constituido un nuevo Gobierno liderado por el ex del BCE, Lucas Papademus.

La ampliación del FEEF, aún a debate

Aún así, y aunque ya se ha desvelado una de las grandes incógnitas de la reunión del Eurogrupo aún quedan varias incógnitas en el aire, ya que Bruselas continúa buscando fórmulas para sacar más rendimiento al fondo de rescate y ayudar así a España e Italia, si lo necesitan.

La casualidad ha hecho que hoy, el día que Europa decide sobre su propia suerte, el Tesoro público haya acudido a los mercados en una subasta en la que se ha alcanzado una rentabilidad récord cercana al 8%, y hacen evidente que la tempestad de la crisis de deuda sigue azotando con fuerza el Viejo Continente.

También sigue en el aire el tamaño del fondo de estabilidad financiera, que lleva varios meses dando vueltas por los despachos de la Euro Zona, y que podría aumentarse desde los 250.000 millones actuales hasta un billón, aunque esta última cifra ha sido desmentida por varios ministroa a la llegada del encuentro.

La utilización de esa ampliación también es – de momento – una incógnita. Desde Bélgica, su titular de Finanzas apuesta por unir fuerzas con el FMI y el BCE a la hora de aplicar el FEEF.

Por su parte, la vicepresidente económica del Gobierno en funciones, Elena Salgado, ha descartado que el fondo de rescate sea utilizado para avalar emisiones de deuda de España, tal y como se lleva comentando durante los últimos días.
Las decisiones finales las conoceremos de madrugada, al fin de una reunión que lleva produciéndose desde que a las 17.00 (hora peninsular) llegasen los titulares de las carteras de Finanzas a Bruselas.