Noticias

"Respecto al dolor, necesitamos más investigación y formación"

Para las personas mayores, el dolor es una de sus principales causas de preocupación, ya se trate de dolores esporádicos o de dolores crónicos. Al menos, alivia saber que todos los dolores se pueden mitigar, aunque no desaparezcan del todo.

El problema existente es que muchas veces no se conoce el tratamiento adecuado contra el dolor que no sea perjudicial para otras funciones de nuestro organismo, porque muchos medicamentos pueden ser perjudiciales para el estómago o para el hígado. Por eso, "hace falta más investigación en este campo", ya que se dedican muy pocas horas en los estudios de Medicina, y queda mucho camino por recorrer en hospitales y residencias, sobre todo en la medición del dolor.

Un peligro que corremos es la automedicación, sobre todo que funcionamos "de oídas", y falta mucho criterio. Además, cada persona sufre el dolor de manera distinta. Sobre todo, cada medicamento opera de manera diferente en cada persona.

Un alto porcentaje de ancianos están aquejados por dolores crónicos, y para aliviarlos es muy importante llevar una vida activa, realizar ejercicio en la medida de lo posible, sobre todo para aliviar dolores de espalda. Es muy importante, también, adquirir buenos hábitos desde edades tempranas, para llegar con mejor calidad de vida a la edad madura.

Además, siempre podremos acudir a métodos naturales, como la acupuntura, frío o calor, la terapia ocupacional, etc. El envejecimiento de la población, en definitiva, no tiene que ser un obstáculo para seguir mejorando en calidad de vida. Tenemos que hablar con el médico sobre nuestros dolores de manera frecuente.