Noticias

Homenaje a Paquito Fernández-Ochoa

Aramón, Grupo empresarial líder en actividades turísticas de nieve y montaña que gestiona la mayor superficie esquiable de España, organiza por sexto año consecutivo el Memorial de Esquí “Paquito Fernández Ochoa”. La celebración de este evento solidario tendrá lugar este sábado, 18 de febrero, en los cinco centros invernales del Grupo con la organización de distintos descensos a favor de la lucha contra el cáncer. En esta ocasión, Aramón Formigal será la sede del homenaje que contará con la participación de familiares del gran esquiador español.

 

El Memorial “Paquito Fernández Ochoa” se celebra simultáneamente en las estaciones del Grupo y consiste en un slalom gigante de baja dificultad para que esquiadores de todos los niveles puedan participar. En el caso de Aramón Formigal se ha preparado un Slalom Paralelo. 

El único requisito para participar en estos descensos, que se desarrollarán desde las 9 hasta las 16 horas, será formalizar previamente una inscripción en la oficina de información de cada centro invernal, con un donativo de tres euros, aportación que se entregará íntegramente a la AECC.

Con este ticket los esquiadores entrarán en un sorteo de material de esquí donado por la marca Dynastar – Lange. Para participar en este sorteo será imprescindible conservar el ticket numerado de la inscripción. Los números ganadores aparecerán en la página web de Aramón, www.aramon.es a partir del 1 de marzo.  

El Grupo Aramón y sus esquiadores han contribuido con sus ingresos a la lucha contra el cáncer, participando más de 10.000 personas en las cinco ediciones de este Memorial. Con esta actividad, el Grupo pretende agradecer a este gran esquiador el impulso que dio al deporte blanco en España y al turismo de nieve, al tiempo que se quiere volver a recaudar fondos a favor de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

La estación de Aramón Formigal es este año sede del homenaje que se realizará a Paquito Fernández Ochoa, donde también estará presente la Asociación Española Contra el Cáncer.  A partir de las 16:30 horas en el Edificio de Sextas de la estación será el escenario que acoja, a su vez, la entrega a la familia Fernández Ochoa de un detalle conmemorativo. En el acto, participarán dos de sus hijas, Bárbara y Paula, además de responsables de la Asociación Española Contra el Cáncer.
Este sexto Memorial es un histórico de la Acción Social del Grupo de la nieve, y pretende volver a vincular el deporte como medio para prevenir el cáncer. Además, también se quiere mantener viva la imagen de un deportista que entregó su vida al deporte blanco y que luchó como un campeón contra esta enfermedad.

 

Paquito Fernández-Ochoa
Francisco Fernández Ochoa, ‘Paquito’, ha pasado a la historia como uno de los mejores esquiadores españoles de todos los tiempos. Nacido en Madrid el 25 de febrero de 1950, pasó gran parte de su vida en Cercedilla, población de la Sierra de Guadarrama, donde se inició en el mundo del esquí. En 1963 disputó su primera competición internacional y, en 1966, se proclamó campeón de España de slalom gigante y de la combinada.

Tras debutar en unos Juegos Olímpicos en 1968, fue en Sapporo’72 cuando alcanzó la cima. El 13 de febrero consiguió la medalla de oro en el especial, tras conseguir una marca de 55:36 en la primera manga y 53:10 en la segunda. Era el tercer oro olímpico en la historia del deporte español y el primero en deportes de invierno, por lo que se convirtió en héroe nacional. 

Tras conseguir 39 títulos nacionales y una victoria en la Copa del mundo, dejó el esquí en 1980. Desde 1988 formó parte del Comité Ejecutivo de la candidatura española para los Campeonatos del Mundo de 1995. Durante la década de 1990 fue miembro del Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Esquí, además, formó parte de la comisión técnica de la Federación Española de Deportes de Invierno. Pionero en el esquí de alta competición, sus hermanos Blanca, Lola, Juan, y Ricardo, también se dedicaron a la práctica del deporte blanco. Durante los últimos años de su vida luchó contra un cáncer linfático.