Noticias

La batalla del IVA se libra en los supermercados

La guerra por el IVA ya es una realidad, aunque el sector de la distribución se está postulando como el gran terreno de batalla. Si ayer conocíamos que Mercadona ha decidido absorber el incremento del impuesto para que no se traslade a sus clientes, ahora es la cadena de supermercados Lidl la que contraataca “asumiendo íntegramente” la subida del IVA.

De esta manera, ya son cuatro, las grandes cadenas de distribución que operan en España, las que han anunciado que todos, o algunos de sus productos no se encarecerán a partir del próximo 1 de septiembre.

En concreto, a Mercadona y Lidl, se suman la francesa Carrefour y Eroski, que hace unas semanas anunciaron que se lanzaban a la batalla de adquirir ellos el alza del impuesto en cuestión, aunque no de manera íntegra, sino con varias diferencias. La cadena gala limitará el descuento a los mayores de 65 años, mientras que la vasca solo lo aplicará a algunos productos de material escolar.

Sin embargo, las preguntas comienzan a rondar tras la oleada de anuncios, ¿serán todas las cadenas de distribución capaces de hacer frente por sí solas al coste adicional de los productos?, ¿cómo lo harán?, ya se intuye que podrían comenzar a poner en marcha políticas de reducción de costes que consigan paliar el sobre esfuerzo de hacerse cargo de la subida de la tasa al valor añadido.