El Grupo La Caixa multiplica por cuatro sus beneficios

El margen bruto fue de 5.649 millones de euros, un 1% más, al tiempo que el margen de explotación fue de 1.679 millones, un 42,3% más, y el de intereses fue de 2.654, un 5,9% más –por la repreciación negativa de la cartera hipotecaria, el desapalancamiento, el aumento de los márgenes de las nuevas operaciones y la gestión para reducir los costes de financiación–.

   La evolución de los ingresos y los gastos se ha visto afectada por saneamientos, como la venta este año de una parte de la participación en Abertis y en Grupo Financiero Inbursa, así como por las integraciones de Banco de Valencia en enero– y de Banca Cívica en julio, y el registro de dotaciones y saneamientos alcanzó los 3.462 millones de euros, un 23,8% más.

   Asimismo, los ingresos de la cartera de participadas ascendieron a 1.103 millones de euros; los resultados de operaciones financieras y diferencias de cambio a 605 millones, y las comisiones netas a 1.318, un 4,1% más por la "especialización del servicio y el mayor volumen de negocio" tras las incorporaciones de Banca Cívica y Banco de Valencia.

   Los costes extraordinarios registrados fueron de 832 millones de euros, y a septiembre de este año ya se habían capturado el 98,3% de las sinergias previstas para este ejercicio, estimadas en 423 millones de euros, ha señalado el grupo, cuya Obra Social ha destinado 334 millones a programas sociales y asistenciales; 67,1 a ciencia y medio ambiente; 64,3 a cultura, y 34,6 a educación e investigación.

BANCA MINORISTA

   Su actividad en banca minorista, que cuenta con 13,7 millones de clientes, alcanzó un volumen de negocio de 513.019 millones de euros, un 0,1% más por la integración del banco valenciano, al tiempo que los recursos totales de clientes fueron de 299.614 millones (+2,7%) y los créditos brutos a la clientela bajaron un 3,5% hasta los 213.405 millones de euros.

   El grupo, que dispone de 5.920 oficinas de banca y unos activos de 352.764 millones de euros, ha atribuido este descenso al desapalancamiento generalizado, la menor exposición al sector promotor, y la "sustitución de financiación bancaria por emisiones de deuda" por parte de grandes empresas y del sector público, y ha calculado que sin este último impacto el descenso de créditos brutos de la clientela se limita al 2,1%.

   La liquidez del Grupo CaixaBank se situó en los 66.289 millones de euros en septiembre, y la evolución del ratio entre préstamos y depósitos bajó 10,5 puntos porcentuales hasta el 117,6%, datos que ha valorado como una "excelente posición de liquidez y estructura de financiación".

   En cuanto a la solvencia, el capital principal se situó en el 11,9% a 30 de septiembre, 154 puntos básicos más, con un superávit de recursos propios de 12.894 millones de euros, y este octubre colocó 750 millones en bonos subordinados a diez años en el mercado institucional, lo que permitirá "diversificar y reforzar" la estructura de capital y fuentes de financiación.

   En relación a la gestión del riesgo, redujo los saldos dudosos en 177 millones de euros, hasta los 25.705 millones; la ratio de morosidad se situó en el 11,5%, y el nivel de provisiones para la cartera crediticia fue de 16.624 millones (3.943 más).

   Los inmuebles adjudicados para vender alcanzaron los 8.053 millones netos, con una cobertura del 52%, y los comercializados con ventas y alquileres supusieron 1.689 millones, un 53% más.

 

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies