Vídeo {DF}

Makro: “Los alemanes tienen mucho que aprender de los españoles”

-Makro es una compañía dirigida principalmente a los clientes profesionales de la hostelería. ¿La crisis en España y la caída del consumo se ha notado en los márgenes de la compañía en nuestro país?

A pesar de que los datos no son buenos, nosotros tenemos la suerte de haber crecido un 18%, incluso hemos llegado a los dos dígitos. 

-Han decidido acercarse a sus clientes con un nuevo formato de aperturas en el centro de las ciudades. ¿Por qué?

La idea es trasladar lo más cerca posible nuestros servicios a nuestros clientes para que no se tengan que trasladar hasta polígonos. Por ello, hemos abierto una tienda en la calle Toledo de Madrid y estamos teniendo un resultado expléndido. España está siendo un país piloto y pionera en este aspecto. Siempre que la compañía impulsa un nuevo proyecto, España aparece como un país piloto y eso es muy bueno. 

-¿Han pensado alguna vez si el siguiente paso sería abrir tiendas para el cliente particular? ¿Por qué?

No abriremos tiendas para el cliente en particular. Estamos especializándonos cada vez más en un sector en el que muy pocos competidores pueden decir que tienen lo que tenemos nosotros. Si entramos en ese mercado estaríamos en desventaja. Buscamos hacermos diferentes. 

-¿Cuánto falta para que se reactive el consumo y los buenos indicadores de la macroeconomía se reflejen en la vida real?

Creo que no falta mucho. El hecho de que en el mes de agosto los bares hayan incrementado su facturación es una muestra de que las cosas empiezan a ir bien. Si todos tenemos más optimismo para toma una cerveza, parece que las cosas pueden ir mejor.

-¿Cuánto de psicológico tiene la caída del consumo?

Tiene mucho de psicológico porque vemos que cerca de nosotros hay muchas peronas con dificultades. Por ello, intentamos ser más cautos y es una situación que no nos parece justa ni ética.

-Pertenecen al grupo alemán Metro. ¿Qué deberíamos aprender los españoles de los alemanes?

Podemos aprender varias cosas pero ellos tienen también mucho que aprender de nosotros. En España somos más flexibles y reaccionamos con mayor rapidez.