Noticias

Sepla llevará a los tribunales el acuerdo de Tudela si Iberia lo aplica con los pilotos

Según lo explicó a Servimedia un portavoz del sindicato de pilotos, así se expresó el responsable de la sección sindical de Sepla en Iberia, Justo Peral, durante la asamblea de pilotos celebrada hoy.

Asimismo, señaló que tanto las intervenciones como el apoyo de los asistentes a Peral hacen previsible que la propuesta de voto negativo al acuerdo obtenga el respaldo de la mayoría de los afiliados. El plazo para votar concluye este viernes.

Según el Sepla, el resultado de la mediación de Tudela deja a los pilotos en una situación más negativa de la que tienen con el laudo dictado por Jaime Montalvo, acuerdo que está pendiente de la resolución judicial al recurso presentado por la aerolínea.

Además, denuncia que el acuerdo es mucho más negativo para los pilotos que para el personal de tierra y tripulantes de cabina (TCP), colectivos que han aceptado el acuerdo.

De hecho, Iberia considera que dicho acuerdo puede aplicarse a todos los colectivos, ya que ha recibido el respaldo de la representación sindical del 93% de la plantilla.

Por el contrario, para el sindicato, sus puestos de trabajo y condiciones están protegidos por el laudo y por los acuerdos de fusión con British Airways.

Dicho acuerdo reduce a un mínimo de 3.141 los despidos, 666 menos que los contemplados en el ERE de Iberia. En lugar de ese ERE, la compañía ha mantenido hasta 2015 el ERE vigente desde 2001, que contempla indemnizaciones más elevadas, así como prejubilaciones.

Sobre los despidos, propone que sean 258 en el colectivo de pilotos frente a los 313 del ERE propuesto por Iberia, 627 en tripulantes de cabina (TCP) frente a 759 y 2.256 en personal de tierra frente a 2.735.

En cuanto a las rebajas salariales, establece recortes del 14% del salario base para pilotos y TCP y del 7% para los trabajadores de tierra. Asimismo, reclama que estos salarios se mantengan sin subidas hasta el 1 de enero de 2016 y solicita a los trabajadores que renuncien a incrementos por otros conceptos, como cambio de categoría o antigüedad.

Desde su firma, el pasado 13 de marzo, establece un plazo de un mes para que compañía y sindicatos aprueben medidas de mejora de la productividad. Si no hay acuerdo, la rebaja salarial se incrementará en 4 puntos porcentuales.