Noticias

Simyo: “En España, los ERES los está haciendo Telefónica y Vodafone, no Orange”

La telefonía móvil no atraviesa uno de sus mejores momentos. Las tasas de insatisfacción de los clientes y la pérdida de medio millón de líneas durante el pasado mes de noviembre complican la situación del sector. Una situación que, según Carlos Guri, director general de Simyo, recién adquirida por Orange, no afecta a todos por igual: “los EREs los están haciendo Telefónica y Vodafone, no Orange”, ha asegurado. Precisamente son estas dos compañías son las que, explica Guri, más se están viendo afectadas por la pérdida de líneas: “son las grandes perdedoras”, ha añadido.

No obstante, Guri ha recordado que “la penetración del teléfono móvil llegó a estar en el 127%, pero en este mercado también ha está habiendo limpieza”. Eso sí, ha reconocido que la mayoría de líneas que se dan de baja son de prepago y que las de contrato están creciendo. Respecto al futuro, Guri cree que, en el mercado residencial, el ratio de penetración se irá acercando al 1.05-1,1. Y es que, dice, “todavía hay limpieza por hacer de líneas de prepago de empresas duplicadas, entre otras”. Respecto a la compañía que lidera, Simyo, señala que en cinco años en España han conseguido 400.000 clientes y que tienen “ambiciones importantes”.

Cada vez hay más voces que relacionan la caída en el número de líneas con el fin de la subvención de terminales, una práctica que, según Simyo, es “posible y manteniblesi está bien planteada.  Asimismo, recuerda que ha sido esta forma de hacer las cosas la que ha hecho posible la penetración de smartphones: “si tuviéramos que haber pagado el terminal, no tendríamos una de las penetraciones de teléfonos móviles más alta de Europa”. Sin embargo, Guri piensa que los hábitos cambiarán como consecuencia de la crisis económica: “la gente alargará la vida de sus teléfonos, lo que abrirá otras posibilidades como el seguro móvil, el mercado de teléfonos de segunda mano, la reparación de teléfonos…”. Pero ha dado un paso más: cree que las compañías darán facilidades para hacerse con un teléfono y que la gente será mucho más consciente tanto del terminal como de la tarifa que elige: “separar el terminal de la tarifa ha sido una de las grandes revoluciones de 2012”.

Sector libre y liberalizado

Carlos Guri cree también que el mercado de telefonía móvil es uno de los ejemplos de mercado liberalizado de España.La crisis ha ayudado a favorecer la libertad de poder elegir una compañía, lo que ha explotado en 2012 y lo seguirá haciendo este año”. En este sentido, ha señalado que “no es tanto que la regularización haya sido más o menos lenta sino que era una buena idea esperando fructificar”. Lo que queda claro, dice que es  que  “las pequeñas compañías están cambiando a las grandes”.

Sobre la alta insatisfacción de los clientes con este sector, el director general de este operador se ha mostrado seguro: “hay una correlación importantísitma entre la satisfacción del cliente de la compañía y cuáles son las compañías que crecen. No es un tema de precio”, ha asegurado. Además, ha querido desmentir el mito de los clientes retenidos algo que, dice, “es cosa del pasado": “lo bueno de las compañías pequeñas es que sólo hay clientes satisfechos, porque los que no lo están ya se han ido”, ha añadido.

Compra por parte de Orange

La compra de Simyo por parte de Orange, una operación que se hacía a finales del año pasado, trae importantes ventajas para ambas compañías. Para Orange supone la entrada en un sector en crecimiento muy grande: el bajo coste en telefonía móvil para los clientes que quieren ahorrar. Además es un ejemplo de inversión y una apuesta decidida por España, por el crecimiento y el empleo”, ha explicado el nuevo director de Simyo, Carlos Guri. Mientras, para el operador móvil virtual, esta compra supone, dice, pasar a estar representado por una empresa que apuesta por el crecimiento y una mayor seguridad para los trabajadores, que se integran en una gran multinacional.

Hasta esta compra, Orange ya contaba con una compañía que ofrece precios bajos: Amena. Sin embargo, Guri asegura que Simyo y Amena son dos marcas muy diferentes para clientes muy distintos también:Amena es para la gente que quiere tener una tranquilidad absoluta y que por una cantidad al mes tiene una experiencia ilimitada, tanto en voz como en datos. Por su parte, Simyo va para gente que quiere ahorrar, que está alrededor de los 10-15 euros al mes”, ha explicado.